Categories Menu

Publicado por el abr 15, 2016 en Ejercicio Físico | sin comentarios

ACTIVIDAD FÍSICA CONTRA LAS CALORÍAS

ACTIVIDAD FISICALa actividad física es cualquier movimiento voluntario realizado por músculos esqueléticos, que producen un gasto de energía adicional al que nuestro organismo necesita para mantener las funciones vitales (respiración, latidos corazón etc.)

Por tanto la actividad física es andar, bailar, limpiar la casa, etc.

Cuando la actividad física se planifica, se organiza y se repite con el objetivo de mantener o mejorar la forma física le llamamos ejercicio físico.

Si además, este ejercicio físico se realiza dentro de unas reglas que conjugan actividades físicas con otras características de la persona se llama deporte.

 

¿Cuál sería la actividad física más apropiada para reducir peso?

Correr es la  actividad física que más calorías quema. Basta ver el cuerpo de los aficionados al atletismo, son más delgados que los aficionados al ciclismo o cualquier otro deporte. Una persona de unos 80 kg de peso que corra a 12 kilómetros por hora, a un ritmo intenso, quema unas 1000 kilocalorías por hora. Incluso bajando el ritmo a 8 kilómetros por hora, sigue quemando 635 Kcal/h. Una energía muy similar a la que quemaría la misma persona nadando crol, y superior a las que quemaría haciendo levantamiento de pesas 238 Kcal/h o aeróbic 396 Kcal/h.

Hay que destacar que el esfuerzo que se percibe al nadar o en el levantamiento de pesas se debe a que son en parte, ejercicios de resistencia, donde los músculos deben vencer la resistencia del agua en un caso y de la fuerza de la gravedad en otro. Son ejercicios muy adecuados para fortalecer la musculatura. Por lo tanto, la sensación de esfuerzo no refleja de manera fiable las calorías que se queman.

CORRERCorrer, es un ejercicio aeróbico en el que aumenta la demanda de oxígeno de los músculos, en el que uno nota como se acelera el pulso y como debe de respirar más rápido y más profundamente. Este tipo de ejercicios, como correr, patinar, esquí de fondo e incluso caminar a paso rápido, suelen ser los ideales para mejorar la salud cardiorrespiratoria, ganar resistencia física y quemar calorías.

Toda actividad física tiene una parte aeróbica y una parte de resistencia. Cuando se nada crol, hay que vencer la resistencia del agua y al mismo tiempo aumenta la demanda de oxígeno de los músculos. Tanto el componente aeróbico como el de resistencia son beneficiosos para la salud. Pero para nuestra salud cardiovascular y para perder peso, el componente aeróbico suele ser el más importante.

Otra manera de evitar el sobrepeso no más rápida pero sí más práctica que correr es simplemente, caminar. Algo que puede hacer casi todo el mundo, a cualquier hora, en cualquier lugar y durante largos ratos.

Pasear aunque parezca más relajado, cansa más que caminar, ya que la musculatura de las piernas trabaja menos, no favoreciendo la circulación sanguínea. Sin embargo, caminar es más descansado y más saludable ya que se queman calorías y se activa todo el sistema cardiorrespiratorio.

 

¿Cuántos días por semana se debería hacer actividad para reducir peso?

Lo ideal sería una hora de ejercicio entre moderado e intenso y por lo menos cuatro días por semana.

Es mejor tener una dieta de actividad física variada, es decir, alternando ejercicios aeróbicos y de resistencia. Se gana capacidad cardiorrespiratoria y fuerza muscular. Además, se trabajan diferentes grupos musculares, se adquiere una mayor variedad de movimientos y una mejor coordinación que si se práctica siempre la misma actividad.

Las personas físicamente activas queman más calorías que las personas sedentarias, no sólo cuando están haciendo ejercicio, sino también cuando están en reposo. Es como si la actividad física programara el organismo de algún modo que esté siempre activo.

 

¿Por qué es tan importante la intensidad del ejercicio para perder peso?

Cuando se realiza una actividad intensa el cuerpo recurre sobre todo a la energía que proporcionan los carbohidratos, que es la que el cuerpo puede utilizar con más rapidez. En cambio, las actividades más moderadas parecen facilitar que el cuerpo retire calorías de los depósitos de grasa.

De ahí que en una actividad física aeróbica durante tres o cuatro veces por semana, los músculos empiezan a degradar grasas rápidamente entre los 15 y 20 minutos después de empezar a hacer ejercicio. Pero antes de los  15 o 20 minutos apenas se queman grasas.

Si combinas dieta y actividad física no sólo conseguirás bajar peso sino mantenerlo.

 

¿Qué otros beneficios aporta la actividad física?

Beneficios fisiológicos

- Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, tensión arterial alta, cáncer de colon y diabetes.

- Fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea.

- Fortalece músculos y mejora la capacidad para realizar esfuerzos sin fatiga (forma física).

Beneficios psicológicos

- Mejora el estado de ánimo y ayuda a reducir el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión. Mejora la autoestima.

Beneficios sociales

- Aumenta la autonomía y la integración social.

Beneficios adicionales en la infancia y adolescencia

- Contribuye al desarrollo integral de la persona.

- Control del sobrepeso y obesidad. En esta etapa es especialmente importante el control de la obesidad para prevenir la obesidad en la edad adulta.

- Mayor mineralización de los huesos y disminución del riesgo de padecer osteoporosis en la vida adulta.

- Mejor maduración del sistema nervioso motor y aumento de las destrezas motrices.

- Mejor rendimiento escolar y sociabilidad.

 

Fuente:

Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Actividad Física

Ferran Adrià; Valentín Fuster; Josep Cobella. La cocina de la Salud.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>