Categories Menu

Publicado por el jun 26, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

Alimentación adecuada para la tensión baja

La alimentación y la salud

Una tensión demasiado baja puede provocar debilidad, dolor de cabeza e incluso desmayos. Además se puede ver agravada por la llegada de temperaturas altas. Si es tu caso, intenta controlarla eligiendo bien los alimentos y cocinando con un poco más de sal.

 

Son muchas las personas que se quejan de tener una tensión arterial elevada, pero lo contrario, es decir la tensión arterial baja también acarrea ciertos problemas. Si la presión con la que circula la sangre por el organismo no es lo suficientemente alta, quizá no llegue bastantes oxígeno y nutrientes a las células, ni se puedan extraer de ellas los productos de desecho.

Se considera una tensión arterial baja cuando la presión no llega de forma habitual a 90/60.  Aquí tenéis este enlace para ampliar la  información.

DEL DOLOR DE CABEZA… AL DESMAYO

Aunque hay personas que tienen la tensión baja y no presentan síntomas, este trastorno suele ir asociado a diversas molestias:

  • Sensación de vértigo cuando, por ejemplo, se gira la cabeza.

    Dolor de cabeza...desmayo

  • Debilidad de rodillas o de piernas en general.
  • Pulso débil y visión borrosa.
  • Dolores de cabeza que no se localizan en un punto concreto.
  • Adormecimiento de manos y pies.
  • Fatiga o  cansancio generalizado.
  • En algunas personas puede incluso provocar desfallecimientos y lipotimias. Esto ocurre porque llega menos cantidad de sangre al cerebro.
¿A QUÉ SE DEBE?
Los factores que dan lugar a una tensión baja pueden ser múltiples: desde hipotensión producida por problemas muy diversos de salud (alteraciones cardíacas, hemorragias, deshidratación debida a vómitos y diarreas…), a aquella otra que generan situaciones especiales como un embarazo o la toma de algunos fármacos (por ejemplo analgésicos, diuréticos y antidepresivos).

Medicamentos que bajan la tensión

Una bajada de tensión también puede aparecer espontáneamente por estar horas sin comer, por exceso de calor, al hacer ejercicio un tiempo largo o por un cambio postural brusco.
¿CÓMO EVITAR LOS SÍNTOMAS?
Para que no aparezcan molestias, echa un vistazo a lo que comes y cuándo lo comes. las siguientes recomendaciones pueden ayudarte a conseguirlo.
- Evita el ayuno. Los bajones de azúcar, van muy relacionados con la hipotensión. Por ello, debes intentar no estar nunca más de cinco horas sin comer. Además de desayuno, comida y cena, es recomendable que hagas dos tomas más al día. Lo mejor es un tentempié a media mañana y también algo de merienda.
- Si empiezas a notar un ligero mareo, y una sensación de malestar que puede estar relacionada con una bajada de tensión, bebe pequeños sorbos de un refresco de cola, ya que contiene azúcar y cafeína. El azúcar remontará al posible bajada de glucosa que pueda haberse producido, y la cafeína tiene la propiedad  de aumentar la frecuencia y contracción cardíaca. Por ello, tomar café o té en le desayuno, en la sobremesa, o simplemente cunado aparezcan los síntomas también te pueden venir bien.
El cacao contiene una sustancia llamada teobromina, muy similar a la cafeína, por lo que en las bebidas de cacao tenemos otro posible remedio, ya que además también son edulcoradas.
- Condimenta con sal tus platos. No es cuestión de excederse con la sal pero, si sueles tener la tensión baja, es recomendable que incluyas en la dieta alimentos que tienen cantidades considerables de sodio en su composición, que luego indicaremos.
- Un vasito de vino en las comidas sí te está permitido. Resulta sano desde el punto de vista cardiovascular, y puede ayudarte a mejorar los síntomas derivados de una tensión especialmente baja.
- Al margen de la alimentación, evita los demás factores de riesgo que pueden acabar desencadenando una bajada de tensión. Así, para no notar tanto calor, es mejor que no estés demasiado tiempo en espacios  muy cerrados o que lleves prendas holgadas, de color claro y tejidos naturales, para favorecer una mejor ventilación.
Si estás tumbada o te agachas, evita levantarte de golpe, es mejor que lo hagas suavemente (primero pon los pies en el suelo, después incorpórate suavemente, sin mover el cuello de forma demasiado brusca.
- Darse un fuerte apretón. Una sencilla acción física como darse un apretón de manos eleva durante un momento la presión arterial necesaria para contrarrestar la caída momentánea que ocurre al levantarse por la mañana.

Cálculos matemáticos

- Realizar algunos ejercicios matemáticos mentales. Según investigaciones, efectuar prácticas aritméticas mentales (como tratar de contar de manera regresiva desde el 100, sumar, restar, multiplicar o dividir), eleva la presión sanguínea y compensa la hipotensión incluso mejor que la actividad física.

- Hidrátate correctamente. Bebe al menos un litro y medio de agua al día, en forma de agua o infusiones que también pueden ayudar.

ALIMENTOS QUE CONVIENE TOMAR

Aquí os dejo una lista rápida de alimentos que convienen tomar en caso de tensión bajita:

Encurtidos que suben la tensión

- Quesos especialmente los curados
- Jamón
- Pescado ahumados
- Pescados y mariscos en conserva ) atún , berberechos, sardinas, mejillones..)
- Encurtidos ( pepinillos, cebolletas en vinagre, aceitunas..)
- Frutos secos
- Regaliz natural
- Agua de manantial carbonatada. El motivo es que es rico en sodio, (por su contenido en carbonato sódico).

INFUSIONES PUEDEN AYUDAR

1º.- Infusión a base de regaliz; hará que te suba la tensión de inmediato. Es muy recomendable tomarla cuando empieces a notar los primeros síntomas de una bajada de tensión.

2º.- Infusión de romero; es otra de las hierbas que pueden ayudarte a solucionar estas situaciones. Una infusión de esta planta te tonifica sin llegar a provocarte excitación. Presente la ventaja de que sube la tensión de manera moderada, para que, de esta manera, no pases de un extremo a otro.

La infusión tonificante

3º.- Infusión con espino blanco; la planta estrella cuando se trata de regular los niveles de tensión arterial,es  el espino blanco (Crataegus monogyma). esta fantástica hierba ayuda a equilibrar la presión, tanto la alta como la baja. Para preparar una infusión, sólo tienes que calentar agua y añadir una cucharadita de espino blanco por taza, mantén la infusión en reposo de 7 a 10 minutos y cuélala. Toma dos tazas al día, una en ayunas y otra al acostarte.

 

 

 

 

Fotografía| http://es.fotolia.com

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>