Categories Menu

Publicado por el may 23, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

Alimentación y diabetes

INTRODUCCION
La diabetes mellitus de tipo I es una enfermedad metabólica que se caracteriza por unos niveles altos de glucosa en sangre.
La terapia debe ser multidisciplinar
La dieta es uno de los pilares fundamentales en el tratamiento de la diabetes de tipo I, por lo que es necesario que los pacientes diabéticos conozcan algunas recomendaciones acerca de su alimentación para mantener un estado de normopeso, mantener un estado nutritivo correcto y prevenir o retrasar, en algunos casos, la aparición de complicaciones propias de esta enfermedad.


A la hora de realizar las plantillas de dietas, debemos tener en cuenta varias cosas, en principio deberemos ver las tomas de insulina que realiza para adaptar la dieta a ellas, y también deberemos ver los datos analíticos para comprobar los posibles riesgos y problemas de salud que pueda presentar.

DEFINIR LOS OBJETIVOS

El objetivo principal consistirá en mantener un buen control de la glucemia
La glucemia prepandrial deberá estar entre el intervalo de 90-130 mg/dl
La glucemia postprandial deberá ser menor a 180 mg/dl
Mantener la Hb A1C por debajo de 7%
Procurar que el paciente no presente hipoglucemias ni hiperglucemias
Conseguir que tome una media mañana para evitar la hipoglucemia
Mantener el peso en unos niveles de normopeso
Mantener el buen estado nutricional
Mantener la tensión arterial por debajo de 80-130 mmHg
Mantener los niveles de TG, LDL-c y HDL-c en la normalidad
Individualizar la terapia nutricional
No modificar mucho los hábitos alimentarios
Mantener los estilos de vida de la paciente

DISTRIBUCIÓN DE LAS TOMAS

En pacientes diabéticos lo ideal es que se realicen unas 5 ó 6 tomas al día, de esta forma repartiremos la energía y los principios inmediatos para evitar que se produzcan hipoglucemias por estar mucho rato si comer entre toma y toma, y en nuestro caso hay que tener en cuenta que la insulina que toma (dosis de insulina mixta) se hace antes del desayuno y antes de la cena, por lo que debemos dar alimento suficiente en estas tomas para evitar problemas, por lo que tenemos que adaptar la dieta a sus tomas.

DISTRIBUCIÓN DE LOS PRINCIPIOS INMEDIATOS

-PROT: se recomienda 15 –20% VET y que haya 0,8g prot/kg/día

-LÍPIDOS: AGM + HC = 60-70% VET, aunque deberían estar entorno a 30%
menos de 10% AGS
menos de 300 mg de colesterol total

-HC: HC + AGM 60- 70% VET, aunque debería ser sobre 50-55%
HC simples entre 10-15%
HC complejos entre 40-45%
Alimentos ricos en fibra soluble y de bajo índice glucémico

DISTRIBUCIÓN DE LA ENERGÍA Y DE LOS HC POR TOMAS

Es un paciente con diabetes de tipo I y con tratamiento de insulina con pauta fija por lo que es muy importante la distribución de los HC a lo largo del día de forma equilibrada y mantenerlo a lo largo de todos los días.

En general la forma de repartir la energía en las diferentes tomas es:

Desayuno y media mañana 25-30%
Comida y merienda 35-40%
Cena y recena 35-40%

En este caso se cree que la mejor manera de repartirlo sería:

Desayuno 20%
Media mañana 10%
Comida 35%
Cena 25%
Recena 10%

Ahora lo que debemos calcular son los gramos de HC que se deben tomar en cada toma, para ello tomamos la energía total a consumir y calculamos, según el porcentaje que corresponde a los HC, cuánta energía al día debe ser de HC, como es un intervalo de entre 50-55% lo calculamos con 52,5% para que sea la mitad, y con ese valor calculado, sacamos la cantidad de HC, para ver los gramos de hidratos de carbono que debe comer, la cantidad de HC lo dividimos entre 4 (porque son 4 Kcal/gramo de HC).
Esto son las Kcal por toma de los HC que hay que mantener a lo largo de los días, y en cuanto a las Kcal. de las proteínas deberían ser 386,2 Kcal. /día y de los lípidos serán de 662,1 Kcal./ día, calculándolos con los porcentajes referidos anteriormente.

LA IMPORTANCIA DE LA ACTIVIDAD FÍSICA

El ejercicio físico es un de las formas de tratamiento de la diabetes tipo mellitus, las personas diagnosticadas de esta enfermedad que realizan ejercicio, deben conocer los cambios que producen el esfuerzo físico sobre el metabolismo de la glucosa con el fin de obtener los máximos beneficios de un programa regular de entrenamiento, minimizando al mismo tiempo los riesgos.

Un programa de ejercicio para el diabético debe ir orientado a conseguir una serie de metas:

Ayudar al control de la glucemia
Mantenimiento del peso ideal
Mejora de la calidad de vida
Evitar el desarrollo de complicaciones

A)Beneficios del ejercicio regular

Mejora la sensibilidad a la insulina
Mejora la capacidad funcional
Mejora la sensación de bienestar
Reducción del riesgo para desarrollar enfermedades coronarias
Disminución de la tensión elevada y menor riesgo a largo plazo de desarrollar hipertensión arterial
Disminución de los niveles de triglicéridos
Disminución de la grasa corporal
Disminución de desarrollo de osteoporosis

B)Riesgos que hay que evitar

Hipoglucemias en las personas tratadas con insulina o hipoglucemiantes orales
Hiperglucemia, y en pacientes con diabetes tipo I, cetoacidosis
Alteraciones cardiacas
Retinopatía diabética
Excreción de proteínas por la orina
Cambios bruscos de la tensión arterial sistólica
Riesgo de desarrollar úlceras en los pies, sobre todo las personas con neuropatías
Aumento excesivo de la temperatura corporal

Siempre antes y después de practicar ejercicio físico debe mirarse la glucemia, porque habrá que modificar la glucemia o la insulina.

Si la glucosa está por debajo de 100 mg/ dl hay que tomar HC antes y durante el ejercicio físico, en este caso la paciente tiene 115 mg/dl antes de realizarlo por lo que no le diríamos que tomara antes del ejercicio, sino que lo tomara a la media hora de empezar porque en principio está bien pero como es casi el límite, para evitar hipoglucemias.

Le recomendaríamos un suplemento de entre 10-15 g de HC y que después del ejercicio se hiciera otro control y le podríamos decir qué alimentos le aportan aproximadamente 15 g de HC y unas 60 Kcal:

1 manzana
medio plátano
medio pomelo
15 uvas pequeñas
1 pavía
1 naranja
1 pera pequeña
2 ciruelas
media taza de zumo de manzana
media taza de zumo de pomelo
media taza de zumo de uva
media taza de zumo de naranja
media taza de zumo de piña
30 g de pan blanco
30 g pan tostado
4 galletas de tipo María

También se le recomendaría que aproximadamente 15 minutos antes de empezar el ejercicio bebiera 250 ml de agua, y que si el ejercicio se prolonga mas de 30 minutos hay que beber 50 ml de líquido cada 15-20 minutos.

CONSEJOS DIETÉTICOS

Como hemos visto, la dieta es fundamental para el control de la glucemia en paciente con diabetes mellitus de tipo I, uno de los aspectos más importantes y que más hay que respetar es que las tomas sean constantes, sin saltarse ninguna comida y a unas determinadas horas para evitar posibles hipoglucemias. La dieta debe ser equilibrada y ajustada a las necesidades del paciente y , a la vez, variada.

En la alimentación de los diabéticos, el nutriente a tener en cuenta son los HC, por eso se ha intentado ajustar al máximo para que se cumplan las recomendaciones, sino, podríamos tener problemas de hipo e hiperglucemias.

Los menús deben reducir al máximo los impactos dulces, mejor que estén libres de azúcares sencillos, que sean de asimilación rápida, como azúcar de mesa, bollería, chocolate,…, tanto por su contenido en azúcares sencillos cómo por su alto valor energético. Por ello se puede recomendar la utilización de edulcorantes artificiales, no nutritivos como la sacarina, ciclamato,…

Otro punto importante es consumir alimentos ricos en fibra, para retrasar la absorción de HD, como verduras, hortalizas, frutas,… aunque sin abusar de ésta última porque tiene cantidades importantes de glucosa, por esto es mejor tomarla entre horas, cuando la glucemia está baja, o como postre, y mejor con piel, por la fibra.

Hay que limitar el consumo de grasas saturadas, porque estos pacientes están predispuestos a enfermedades cardiovasculares.

Como se ha dicho anteriormente es importante la práctica de ejercicio de forma moderada, controlando la glucemia antes de realizarlo y después, y tomando algún alimento hidrocarbonado durante el mismo para evitar hipoglucemias.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>