Categories Menu

Publicado por el may 18, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

Anemia y obesidad

La anemia se define como una concentración baja de hemoglobina en la sangre (falta de Glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas).

Se detecta mediante un análisis de laboratorio en el que se descubre un nivel de hemoglobina en sangre menor de lo normal.

Los síntomas pueden traducirse en cansancio, palidez, color blanco y amarillento del rostro, taquicardia, zumbido de oídos, desinterés, incapacidad de concentrar la atención, somnolencia permanente, bostezo continuos, hipersensibilidad, dolores de cabeza recurrentes, mareos, nauseas.

La anemia puede estar causada por múltiples causas.

a) Una de las mas frecuentes es la deficiencia de hierro, bien por ingesta insuficiente de este mineral en la alimentación, o por perdidas excesivas debido a hemorragias. La anemia por falta de hierro se llama anemia ferropenica y es muy frecuente en las mujeres de edad fértil debido a las perdidas periódicas de sangre durante la menstruación.

La hemoglobina es una molécula que se encuentra en el interior de los glóbulos rojos de la sangre y sirve para transportar el oxigeno hasta los tejidos. Por ello cuando existe anemia severa, los tejidos y los órganos del organismo no reciben suficiente oxigeno, la persona se siente cansada, su pulso esta acelerado, tolera mal el esfuerzo y tiene sensación de falta de aire.

b) Ausencia de vitamina B12 y ácido folico

La ausencia de estos nutrientes tienen que ver con deficiencias nutricionales y mala calidad del alimento cotidiano.

c) Infecciones recurrentes

Los microbios y microorganismos se alimentan de nuestros nutrientes y despojan al organismo de sus defensas naturales

d) Vivir con esfuerzo

Digamos que mas allá de los nutrientes, vivir de una manera que implica un esfuerzo permanente, con exceso de responsabilidades y exigencias, genera un desgaste tan fuerte que no hay nutrientes que puedan permanecer en el organismo por mejor alimento que uno lleve.

e) Vida sedentaria

la anemia es una disfunción de la sangre, la cual necesita para nutrirse del oxigeno y también de la expulsión del anhídrido carbónico. Esto solo es posible a partir de una buena respiración, generando la alcalinidad de la sangre que se genera entre otras, a partir del movimiento. La gente de hoy pasa del automóvil a la silla que esta frente del ordenador. El cuerpo permanece inmóvil durante la mayor parte del día, no hay tono muscular, que implica vitalidad, no hay flexibilidad, que implica mover la sangre, generar una buena actividad circulatoria, que los nutrientes se muevan por todo el cuerpo, para permitir la entrada de estos a través de las pareces celulares y permitir la salida de las toxinas por las mismas.

f) Una profunda sensación de desvalorización

La anemia tiene que ver con el debilitamiento del organismo y a su vez con una sensación de debilidad. Podemos decir que la sensación de debilidad del cuerpo genera la misma sensación en nuestra mente y que también una sensación interna, psicológica de debilidad genera a su vez la debilidad del cuerpo. Somos una unidad, de manera que lo que ocurre en una parte de nuestro ser psicofisico ocurre en la totalidad. Si hay debilidad no es solamente en una parte, en un órgano o en uno de nuestros sistemas, es en toda nuestra conducción.

Muchas veces, seguimos arrastrando de adultos, sensaciones vividas en nuestra infancia que quedaron enquistadas, como marcadas a fuego, sensaciones de habernos sentido muy desvalidos, debido a determinadas circunstancias que hacen a nuestra historia personal, esto es muy común en la vida de cualquier ser humano. Esas experiencias pueden haber quedado fijadas y arrastradas a lo largo de la vida, perdurando esa sensación de incapacidad, de desvalorización, de “no poder”, de “no llegar a …”.

la anemia es una incapacidad de la sangre de poder tener la suficiente potencia para encarar las funciones vitales normalmente, esto puede traducirse como nuestra incapacidad mental de generar aquello que se anhela.

g) Alimentación

En lo que respecta concretamente al alimento, el exceso de grasas saturadas, el exceso de azúcar refinada y alimentos refinados en general, el exceso de harinas, incluso aunque sean integrales, la comida fast-foodm la comida demasiado condimentada, el alcohol y los quimicos en general impiden que los minerales y vitaminas del cuerpo queden fijados.

A pesar de la sobre alimentación, la anemia hoy afecta a muchas personas, debido fundamentalmente a causas relacionadas con el desorden de una sociedad donde la mayoría de los seres humanos funcionan a partir del temor, lo cual genera ansiedad y una gran inseguridad, también exigencia, competencia e individualismo, a su vez estos estados generan aún mayor inseguridad y una afanosa búsqueda de “ser”.

El hecho de alimentarse por demás, es decir darle al cuerpo más de lo que éste necesita, genera el desequilibrio de muchos órganos que actúan permitiendo fijar los nutrientes.

La sobre alimentación tiene que ver también con la ansiedad y esta a su vez tiene que ver con el temor. Se entiende por ansiedad la incapacidad de poder permanecer con lo que se “es”, significa también “ansiar ser” y como lo que se “es”, es temor, uno trata de salir de ese estado y buscar otro más placentero, tratando de ser algo distinto de lo que se “es”. Es no aceptar la realidad de uno y querer cambiarla pasando a un estado diferente. La ansiedad genera inseguridad y viceversa, el exceso de inseguridad y de ansiedad, son uno de los motivos principales de la baja de defensas del organismo, justamente porque uno vive defendiéndose y sucede que cuanto mayor es la defensa que uno aplica en la vida de todos los días, mas indefenso se siente.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>