Categories Menu

Publicado por el may 9, 2012 en Niños, Otros artículos de interés | sin comentarios

Aumenta el sobrepeso y la obesidad en niños

 

El  incremento de peso entre la población infantil ha sido el causante de enfermedades que un principio eran asociadas a las personas mayores como es el caso de la hipertensión arterial y ahora comienza a una edad cada vez menor.

 

El cambio en los hábitos alimentarios y el sedentarismo inciden de  una manera negativa en la salud de la población, aumentando la tasa de sobrepeso de una forma exponencial y cada vez más preocupante en niños y jóvenes.

 Según el doctor Francisco Morales ( miembro de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión SEH-LELHA), la obesidad se ha convertido en el principal factor de riesgo cardiovascular, ya que la prevalencia de hipertensión entre niños obesos puede superar el 30 por ciento. En su opinión, es necesario, por lo tanto, integrar la actividad física como un hábito diario en su vida, junto a una educación alimentaria desde edades tempranas, encaminadas a enseñar a los niños a comer bien.

 Cada vez son más los padres y educadores que toman conciencia de la importancia de prevenir los factores de riesgo cardiovascular especialmente, el sobrepeso y la obesidad desde los primeros años de vida. Aún así queda mucho trabajo por hacer y hay que seguir detectando aquellas cosas que todavía no se están haciendo bien.

 RECOMENDACIONES EN NIÑOS

  • El niño obeso no es sinónimo de niño sano, puede estar mal alimentado
  • Durante los primeros seis meses la leche materna es el alimento ideal ya que aporta toso los nutrientes que el niño necesita en la proporción adecuada. Es cuando se inician los hábitos alimentarios cuando se van incorporando  los nuevos alimentos
  • Durante la etapa escolar:

1. Adaptar su horario a las comidas

2. Evitar el picoteo entre horas

3. Evitar como prepio o castigo dar determinados alimentos

4. Acostumbrar a beber agua en lugar de bebidas refrescantes o zumos artificiales

5. Dieta variada, equilibrada, rica en frutas y verduras. Evitar de manera rutinaria el consumo de comida rápida

6. Fomentar el ejercicio físico regular y limitar el tiempo de televisión

7. A partir de los 5 años tomar lácteos semidesnatados ya que aportan los mismos nutrientes y tienen menos grasa

8. Acostumbrar al niño a un buen desayuno

  • Comer tranquilo, despacio y sin distracción
  • En el tratamiento del niño obeso ha de implicarse toda la familia

 Los niños al igual que los adultos han de llevar una alimentación variada donde unos alimentos se complementen con otros. No existen alimentos prohibidos, la clave está en la variedad y en la moderación

 Fuente:

El periódico de la farmacia

Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición

 

 

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>