La dieta vegetariana y sus variantes han entrado con fuerza en nuestra alimentación y mucha gente y cada vez más, se están adhiriendo a este tipo de vida, tanto por temas de concienciación por protección al animal, como por prevención y tratamiento de muchas enfermedades, entre las que están: diabetes tipo II, enfermedad cardiovascular, enfermedades autoinmunes, tales como psoriasis o dermatitis atópica, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, etc

Hoy en día, en la población mundial lo que se busca a nivel de salud es llevar y procurar una vida satisfactoria en el que está implicado tener una mayor esperanza de vida y vivir con mejores condiciones tanto físicas como mentales. A esta definición se le llama Calidad de Vida.