Categories Menu

Publicado por el may 12, 2017 en Salud y Nutrición | sin comentarios

MICROBIOTA Y SALUD

microbiotaEn este post daremos unas nociones generales de qué es la microbiota intestinal, un tema del que cada vez vamos a oír hablar más, y explicaremos por qué es tan importante mantener una microbiota sana.

Los microorganismos habitan en distintas partes del cuerpo, principalmente en la piel, la nariz, la boca y los intestinos. Éstos últimos tienen aproximadamente 100 billones de microorganismos, principalmente bacterias, de las cuales casi el 70% pertenecen a las familias Firmicutes y Bacteroidetes, seguidos de Actinobacteria. Estos microorganismos tienen una relación simbiótica con el cuerpo, tanto las bacterias como el cuerpo se benefician de vivir juntos. La composición de microorganismos presentes en el intestino se denomina microbiota intestinal y los genes de la microbiota se denomina microbioma.  Leer más

abcdRead More

Publicado por el feb 4, 2016 en Control de Peso/ Alimentación equilibrada, Nutrición | sin comentarios

La importancia de las legumbres en las dietas de control de peso

 

legumbresLas legumbres son el fruto de las plantas de la familia de las leguminosas, formado por dos vainas y por las semillas que hay en su interior. Estas semillas de las leguminosas, secas y duras en su estado natural, se consumen después de haber sido preparadas culinariamente de diversas formas. Hay un número bastante amplio de especies, pero en alimentación se utilizan aproximadamente unas 200. Entre ellas las más consumidas estarían la judía (Phaseolus vulgaris), el guisante (Pisum sativum), el haba (Vicia faba), el garbanzo (Cicer arietinum), la lenteja (Lens culinaris), la soja (Glycine max) y el cacahuete (Arachis hypogea).

Han sido un ingrediente fundamental en la dieta mediterránea, sin embargo, parece ser que en los últimos años este consumo ha descendido. Este año 2016, la Asamblea General de la ONU ha declarado el Año Internacional de las Legumbres bajo el lema Semillas nutritivas bajo un futuro sostenible, con la finalidad de “crear conciencia de los beneficios de las legumbres, promover su producción y comercio, y fomentar nuevos usos en toda la cadena alimentaria”.

Vamos a analizar la necesidad de incluir este grupo de alimentos tanto en las dietas de control de peso, como en una alimentación equilibrada.

En primer lugar hay que recalcar que se recomienda consumir legumbres dos veces por semana, sin perder este hábito durante los meses de verano, período en el que se podrían consumir en ensaladas frías o cremas. Leer más

abcdRead More

Publicado por el nov 7, 2013 en Alimentos-propiedades | sin comentarios

Las nueces

Conocidas y consumidas desde la antigüedad, las nueces siempre han estado consideradas como un ‘manjar de los dioses’ por sus valores nutritivos asociados a la salud y la buena memoria.
Sus orígenes son muy diversos, pero se cree que su nacimiento puede estar situado desde los valles italianos hasta la región China. Hoy en día su cultivo está extendido por todo el mundo, especialmente en California, así como en las zonas templadas de Europa y Asia. En España, su producción se sitúa en los valles de la mitad norte y en las montañas del sur de la Península.
Las nueces se han convertido en uno de los alimentos clave de la dieta Mediterránea. Consumir nueces es una de las maneras más fáciles que tenemos para ayudar a mejorar la salud. Las nueces tienen una composición única de nutrientes esenciales y son el único fruto seco con una cantidad significante de ácidos grasos Omega-3. Numerosos estudios concluyen que los Omega -3 ayudan a reducir el colesterol y otros factores de riesgo asociados con enfermedades cardiovasculares, cáncer, hipertensión, diabetes y obesidad. Los expertos aseguran que un puñado de nueces al día son una buena fuente de vitamina B6, ácido fólico, fósforo, magnesio y cobre.
Habilidades neuronales. Añadir nueces a una dieta sana mejora el desempeño de tareas que requieren habilidades motoras o del comportamiento en personas de edad avanzada, debido a que mejora la conexión entre neuronas gracias a su contenido en polifenoles y otros antioxidantes, tal y como probaron recientemente neurocientíficos de la Universidad de Boston (EE UU).

Corazón sano. Seguir una dieta mediterránea enriquecida con 30 gramos de frutos secos, al menos la mitad de ellos nueces, reduce en un 30 % el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y, concretamente, disminuye en un 49 % la posibilidad de sufrir un ictus o accidente vascular cerebral, tal y como se desprende de una investigación española que se ha publicado en The New England Journal of Medicine.

Mejor humor y menor obesidad abdominal. Según un estudio reciente de la Universidad de Barcelona publicado en Journal of Proteome Research, las personas con síndrome metabólico que incorporan a su dieta nueces y almendras experimentan, en un plazo de 12 semanas, un aumento importante de los niveles de serotonina. Esta sustancia que mejora la transmisión de señales nerviosas, reduce la sensación de hambre, disminuye la concentración de sustancias relacionadas con la inflamación, combate la obesidad abdominal y la hipertensión, mejora la salud cardíaca y nos pone de buen humor.

Antioxidante. Por su parte, Joe Vinson y sus colegas de la Universidad de Scraton (EE UU) han demostrado que la nuez es el fruto seco con más antioxidantes, por encima de los cacahuetes, los pistachos o las almendras. Para obtener beneficios visibles para la salud, Vinson recomienda comer 7 nueces al día, una dosis suficiente para reducir el riesgo de padecer diabetes, problemas cardiovasculares y cáncer.

Contra el alzhéimer. Un estudio dado a conocer en la revista Neurochemical Research sugería que el extracto de nueces (el fruto seco una vez eliminada su fibra) tiene efectos protectores contra el estrés oxidativo y la muerte celular que se producen en el cerebro de los enfermos de alzhéimer. Y todo gracias a su contenido en ácido alfa-linolénico (ALA), ácido graso omega-3 de origen vegetal.

Conservación de las nueces: Lo mejor es comprarlas enteras y pelarlas justo antes de comerlas. Una vez abiertas las grasas que contienen se oxidan con rapidez. Además, las nueces por su alto contenido en ácidos poliinsaturados no pueden someterse al calor de una cocción porque sus grasas se deterioran. Es mejor, por lo tanto, añadir las nueces a los platos al final. Justo antes de servirlos. No se pueden conservar mucho tiempo porque cuando están pasadas desarrollan aflatoxinas que son cancerígenas.

Composición nutricional de las nueces por cada 100 g:
Agua: 4 g;
Calorías: 654 kcal
Grasa: 65 g
Proteína: 15,23 g
Hidratos de Carbono: 13,7 g
Fibra: 6,7 g
Potasio: 441 mg
Sodio: 2 mg
Fósforo: 346 mg
Calcio: 98 mg
Magnesio: 158 mg
Hierro: 2,9 mg
Zinc: 3 mg
Cobre: 1,5 mg

abcdRead More