El periodo de embarazo o gestación, es una etapa que implica grandes cambios en la futura madre y es necesario un incremento nutricional para garantizar un desarrollo y crecimiento fetal óptimos.
  piramide-dieta-mediterranea Una dieta equilibrada podría ser sinónimo de una buena alimentación. Pero, comer bien no es comer mucho, ni limitar las calorías al máximo, ni eliminar determinados alimentos de la dieta, ni abusar del consumo de vegetales frente al consumo de alimentos animales.
¿Te has preguntado alguna vez por qué las dietas no te han funcionado? Muchas veces es debido a que cuando nos planteamos  hacer dieta, pensamos en un tiempo (no muy largo) de prohibiciones, en el cual comeremos una serie de alimentos y nos prohibiremos otros que sabemos que nos gustan, pero que, a la vez, sabemos que nos engordan. Los resultados son evidentes en el tiempo. El problema es que una vez hemos perdido el peso deseado, volvemos a las andadas: ¡¡¡queremos comer como siempre!!!
¿Cuántas veces nos han hablado del valor energético de un alimento?¿ A qué se refiere? ¿Cómo sé si un alimento engorda más que otro? Para responder a estas preguntas es importante saber que sólo hay tres componentes de los alimentos que tienen calorías. Nos referimos a los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Cada gramo de hidratos de carbono (azúcares) aporta 4 Kcalorías. cada gramo de grasa aporta 9 Kcal y cada gramo de proteína aporta 4 Kcalorías. En las etiquetas nutricionales de los alimentos se expresa la proporción de kcalorías por 100gr de alimento. También se expresan las calorías en kjulios . Este valor no es más que una conversión. 1 Kcal equivale a 4,18 kj.
- PREPARACIÓN: Hervir las espinacas En una sartén poner el aceite de oliva y cuando esté caliente dorar la cebolla y el ajo. Escurrir bién. Añadir las espinacas, el atún y los huevo duros. Dejarlo pochar a fuego lento unos 5-10 minutos. Con las lonchas de jamón dulce enrollar la mezcla formando unos canelones.
Alimentarse correctamente, es básico para la salud. Los alimentos, además de saciar nuestro apetito, proporcionan al organismo las sustancias que se necesitan para su funcionamiento. Podemos elegir la forma de alimentarnos, pues ésta es una actividad voluntaria, donde elegimos los alimentos, los preparamos y los ingerimos. El proceso de la alimentación está influido por el entorno social,cultural y familiar. Pero lo que no podemos escoger es la manera de nutrirnos, ya que la nutrición es inconsciente e involuntaria.
Cuántas veces nos hemos mirado la barriga, y hemos dicho: Parece que esté embarazada!! o nos hemos mirado las piernas y las hemos visto llenas de celulitis y los tobillos casi ausentes de lo hinchados que están. Esa hinchazón, muchas veces va unida a dolores de cabeza, calambres y malestar general. Hay que tener claro, que ante esosestados, hay que adoptar estrategias que nos ayuden a perder ese líquido retenido. Muchas veces la postura a adoptar, es hacer dieta, pero si nuestro exceso de peso es debido al líquido,puede ser que la dieta no nos funcione.