Categories Menu

Publicado por el may 6, 2012 en Otros artículos de interés | 1 comment

Beber agua y adelgazar

¿ Por qué no empezar con la frase ? :

“El agua es igual al tiempo y proporciona un doble a la belleza” – Joseph Brodsky -

Una pequeña introducción: el agua viene del latín “aqua” y es una sustancia cuya molécula está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O) y es esencial para la supervivencia de todas las formas de vida conocidas, nuestro bien más preciado, y no podemos estar sin beberla más de  cinco o seis días sin poner en peligro nuestra vida.

Y verdadero es, que el agua nos ayuda a adelgazar y a eliminar las grasas. Concretamente, tomar dos vasos de agua antes de comer hace que te sientas llena antes y por esa razón acabas comiendo menos. Lo ha confirmado un reciente estudio elaborado por el Instituto Virgina Tech (EE.UU.). Según este trabajo, hacerlo puede llevarte a ahorrar 90 calorías por cada comida.

Tomar suficiente agua es esencial para que tu organismo logre eliminar la grasa. Los riñones no pueden funcionar bien si no tiene suficiente agua. Cuando los riñones no funcionan al máximo de su capacidad, parte de su trabajo se descarga sobre el hígado. Una de las principales funciones del hígado es metabolizar la grasa almacenada y transformarla en energía utilizable para el cuerpo, pero si el hígado tiene que hacer parte del trabajo de los riñones no puede funcionar a plena capacidad. Como resultado, metaboliza menos grasa y queda más grasa almacenada en el cuerpo, lo que frena la pérdida de peso.

El agua también ayuda al cuerpo a deshacerse de los residuos durante la pérdida de peso; imagínate una lavadora, introduces la ropa sucia para que se lave y es imprescindible para ello,  el agua y el programa de aclarado para eliminar toda la suciedad. Con nuestro cuerpo ocurre lo mismo, en el periodo de adelgazamiento se generan más residuos que hay que eliminar, y el agua contribuye a esta eliminación.

Además, beber una buena cantidad de agua es el mejor tratamiento para la retención de líquidos. Cuando bebemos poco agua, el cuerpo lo percibe como una amenaza para su supervivencia y comienza a retener cada gota. El agua se almacena entonces fuera de la células, lo que provoca la hinchazón de pies, piernas y manos. La solución, es dar la cuerpo lo que necesita: ABUNDANCIA DE AGUA, sólo así eliminará el agua almacenada.

Así que a beber hasta dos litros de agua… terminaré con la frase de Yosa Buson:

” No daría ni para un sorbo agua limpia y clara sin embargo ¡ qué cosa tan sagrada ! “

1 Comment

  1. Gracias Syela por emepezar a colgar artículos en este nuevo espacio en el Blog.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>