Te presento el NEAT, ese gran aliado en tu día a día, al que no tienes en cuenta y que es responsable en gran medida de tu forma física, de tu peso y de que te mantengas en él. Posiblemente hasta hoy, no conocías la existencia de este concepto, así que con este post espero poder ayudarte para sacarle el máximo partido en tu beneficio.
En más de una entrada anterior hemos hablado de los trastornos producidos por la menopausia que aparecen cuando los ovarios de la mujer disminuyen la producción de estrógenos y progesterona. Se trata de un amplio conjunto de trastornos que interfieren en la salud de la mujer en una etapa plenamente activa. Entre ellos podemos destacar los sofocos, trastornos genitales, urinarios, osteoporosis, trastornos metabólicos, cardiovasculares, emocionales y dermatológicos .
Ya estamos en otoño, época del año responsable de dejarnos esos bonitos colores cálidos en los paisajes y llenar de hojas nuestras calles, así como también característica por la bajada de temperaturas, disminución notable de horas de luz  (que el cambio de hora acentúa más todavía..) y de energía en general, que suele desembocar en catarros típicos otoñales; pero sobre todo, es época de un montón de alimentos que precisamente, nos van a ayudar a afrontar todo esto con fuerza, energía y salud.
Se ha visto que una persona con una salud correcta puede aguantar sin comer hasta 40 días, siempre y cuando se mantenga bien hidratada pero, en general no podemos aguantar mas de 7 días sin beber agua. Como muchos ya sabéis, nuestro cuerpo esta formado por un 60-70% de agua. Sin una ingesta adecuada de agua, muchas de las funciones de nuestro cuerpo no se podrían llevar a cabo, ya que es un elemento fundamental para las funciones vitales y la salud de nuestras células.
Siempre hablamos de la importancia de llevar una alimentación sana y equilibrada, acompañada de buenos hábitos en cuanto a ejercicio y estilo de vida, pero hoy voy a hablar de los riesgos de una costumbre en alza: la comida ultraprocesada, y los esfuerzos que se llevan a cabo desde distintos frentes para que la sociedad tome conciencia y elija en consecuencia.
La “batalla contra el sobrepeso” es la máxima preocupación para muchas personas, pero también estar extremadamente delgado puede provocar problemas de salud. Las grasas tienen una mala reputación por provocar sobrepeso y obesidad. Sin embargo, no todas las grasas son malas.

En los últimos años hemos sufrido un gran cambio en nuestros hábitos alimentarios. El aumento de la población urbana ha hecho que los alimentos frescos pasen más tiempo en tránsito desde que se recolectan hasta que llegan a nuestra mesa. Eso, y otros factores como el estrés, o la incorporación de la mujer al trabajo, también ha supuesto un aumento en el consumo de productos prefabricados listos para su consumo. Cada una de las etapas al que se someten los alimentos, tanto en la preparación como en su almacenamiento, produce una pérdida inevitable de vitaminas.

Las vitaminas no responden por igual a los agentes físicos (calor, luz, humedad) y químicos (oxidantes, pH...).

La educación nutricional y la adquisición de hábitos alimentarios forma parte de la cultura alimentaria que una persona adquiere a lo largo de su vida. Podemos reeducar a nuestro organismo mediante una dieta equilibrada y el ejercicio físico.
¿Cómo sabemos si nuestra alimentación es saludable? Para ello tendremos que ver los alimentos y productos que componen nuestra alimentación. A continuación vamos a hablar sobre los alimentos que deben estar en nuestro día a día. Para ello, años atrás, hemos estado utilizando la pirámide alimentaria, pero esta ya ha quedado obsoleta. No hay que comer menos y hacer más ejercicio, hay que comer mejor y hacer mejor ejercicio. ¿Cómo podemos comer mejor? ¿Nos guiamos por la pirámide alimentaria? La mejor opción será guiarnos por el PLATO DE HARVARD, el cual explicamos a continuación

Un estilo de vida saludable conlleva muchas decisiones. Entre ellas, la elección de una dieta o un plan de alimentación equilibrado. Entonces, ¿cómo se elije un plan de alimentación saludable?