Corriendo por la playa Son muchos los que ahora que empieza el buen tiempo se lanzan hacer deporte a la calle y prestan especial atención a su cuerpo. Es importante que tengáis en cuenta que debemos nutrirnos de una manera adecuada antes, durante y después de hacer ejercicio. Hay que tener en cuenta que cada cuerpo es diferente y que debemos personalizar siempre nuestra alimentación según lo que a cada uno le vaya bien y con lo que se sienta mejor a la hora de hacer ejercicio. Para eso os daré unas pequeñas instrucciones:
  Cuando hablamos de nutrición, parece que todo el mundo sabe más sobre este tema que tú, una profesional con 3 años de carrera y máster. Un profesor mío, al principio de empezar la Diplomatura, nos lo comentó: "Estad preparados porque en cuanto digáis que sois nutricionistas todo el mundo os comerá a preguntas... y tranquilos, por mucho que hayáis estudiado, ellos sabrán más y mejor". ¡Jolín, que razón tenía! Ja, ja. Al grano: yo, en esta entrada y relacionado con lo que os he citado anteriormente, quiero hablaros de los “MITOS sobre la NUTRICIÓN en el DEPORTE”, porqué claro, hay bulos que parece ser que tienen más peso y razón que lo que realmente dice la Ciencia.   mitos           He hecho una búsqueda por Internet y he encontrado miles de mitos. He seleccionado los siguientes con la explicación real de lo que sí es verdad.

  ¿Fruta sí o fruta no? Desde tiempos inmemoriales sobrevuela la duda de si la fruta tiene cabida dentro de la dieta de un deportista, de si debemos darle prioridad a los alimentos más proteicos para cargarnos las pilas a tope y estar al máximo nivel....

Todos los domingos te escuchas a ti mism@ diciéndote: mañana comenzaré con mi nueva rutina de ejercicio. Ya pasaron meses de la primera vez de aquello y tu mayor logro se reduce a unos cinco minutos de estiramientos y a un par de vueltas a la manzana después de un gran almuerzo. Lo peor es que realmente quieres hacerlo. Has leído cincuenta veces sobre los beneficios físicos y psicológicos del ejercicio… ¡y sí que los necesitas! Además, nunca está de más perder unos kilitos que para variar se han acumulado alrededor de tus caderas. Para que encuentres esa motivación que necesitas para disciplinarte, anota estos consejos y ponlos en práctica ya mismo.