La práctica de alguna actividad física durante el embarazo se recomienda para todas las mujeres. Es más, es fundamental y beneficioso tanto para el bebé como para la mujer y actúa positivamente en su estado de ánimo.
El interés sobre cómo nos debemos alimentar correctamente cada vez es mayor, pero es una preocupación más intensa durante el embarazo, ya que comer sano influye directamente en la salud de la madre y del bebé.

Durante el embarazo se producen cambios hormonales que causan en el sistema inmunitario de la mujer una situación de supresión que las hace, tanto a ellas como a su bebé, más vulnerables a las infecciones de origen alimentario y a que éstas se desarrollen con peor pronóstico. 

¿Puede una mujer embarazada seguir realizando ejercicio? , ¿E incorporar nuevas rutinas de deporte? , ¿Está contraindicado? En el artículo de hoy hablaremos sobre la práctica de ejercicio en mujeres embarazadas y cuáles son los ejercicios más adecuados en el embarazo.
El periodo de embarazo o gestación, es una etapa que implica grandes cambios en la futura madre y es necesario un incremento nutricional para garantizar un desarrollo y crecimiento fetal óptimos.

embarazo y ejercicioEl embarazo es un estado fisiológico, no una enfermedad. Por lo tanto, la actividad física que realizamos para tener una vida SALUDABLE, debemos mantenerla o modificarla pero nunca abandonarla durante este período. Y si no estaba en tu rutina, éste puede ser el momento de introducir un buen hábito.

Muchos son los beneficios que te aporta la actividad física

healthy nutrition and pregnancy. pregnant woman and vegetable sa La leche materna es el alimento ideal para el recién nacido, contiene todos los elementos nutricionales para asegurar un adecuado crecimiento y desarrollo durante los 6 primeros meses de vida, protege frente algunas patologías y alergias y favorece un mejor desarrollo neurológico. Organismos europeos como la ESPGAN (Sociedad Pediátrica Europea de Gastroenterología y Nutrición), e internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), han desarrollado programas para el fomento de la lactancia materna, ya que mediante la lactancia materna se obtienen beneficios tanto para la madre como para el niño.
EMBARAZO Y TOXOPLASMOSIS Aunque la probabilidad de infectarse con toxoplasma gondii durante el embarazo, si no lo has hecho en toda tu vida, es muy pequeña, las graves consecuencias que puede tener esto para tu bebé, hace que sea importante tomar medidas para prevenir el contagio durante el embarazo. Aquí tienes información que puede ser de gran ayuda. La TOXOPLASMOSIS es una enfermedad infecciosa ocasionada por el protozoo Toxoplasma gondii un parásito intracelular obligado. Se considera la enfermedad como una zoonosis ,es decir, que de modo habitual, se transmite desde los animales a los seres humanos, a través de diferentes vías de contagio, siendo los hospedadores definitivos el gato y otras seis especies de felinos.

H26-93385

El embarazo és una etapa de extraordinario desarrollo celular en el que los requerimientos de vitaminas y ácido fólico han de controlarse adecuadamente. Un desarrollo fetal sin el aporte necesario de ácido fólico puede exponer al recien nacido a deformaciones del tipo espina bífida y ocasionar una invalidez de carácter permanente. Los requerimientos de ácido fólico se incrementan como respuesta a la demanda de eritropoyesis y crecimiento fetoplacentario, así como por una excreción urinaria aumentada.

La carencia de ácido fólico en la gestante, puede producir anemia megaloblástica, e incluso si el padecimiento de esta deficiencia se da en las primeras 10 semanas de gestación, se ha llegado a asociar a la posibilidad de aumentar el riesgo de malformaciones congénitas fetales.