La lactancia materna es una decisión que debe tomar cada mujer, y ser aceptada por la familia. Es una decisión personal que afecta a ella misma y a su hijo. Como nutricionista defenderé la lactancia materna con uñas y dientes. De sobra están demostrados los beneficios que aportan al bebe y también a la madre.

La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido. Existen muchos estudios que demuestran que la lactancia materna genera en los niñ@s una disminución de enfermedades infecciosas, alergias, obesidad, diabetes etc. La conclusión es que esta leche nos aporta una serie de nutrientes que cuidan nuestra microbiota ( microorganismos que conviven con nosotros, sobre todo en el intestino).
Está más que demostrado lo beneficiosa que es la lactancia mediante la leche materna para la salud del bebé. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta. Para el conjunto de la población se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y a partir de entonces su refuerzo con alimentos complementarios al menos hasta los dos años. Sin embargo, hay muchos mitos erróneos que preocupan mucho a las madres y pueden dar como resultado un abandono temprano de este tipo de alimentación del bebé. En este artículo vamos a desmantelar 10 de los mitos más comunes para que las madres tomen una decisión informada en lo que respecta a la alimentación de su hijo, con el convencimiento de que, desde un punto de vista nutricional, el desarrollo del bebé está garantizado con la lactancia materna y puedan alimentar a sus bebés de la mejor manera posible sin tener ningún miedo.
La lactancia materna es muy importante para la salud y el desarrollo del bebé, debido a que el bebé recibe el alimento a través de la mamá. La lactancia materna debería mantenerse hasta los seis meses aproximadamente, según la OMS. Para ello, las mamás deberían prestar una especial atención a su alimentación, siguiendo una dieta sana y equilibrada.
La alimentación durante la lactancia materna es muy importante, puesto que el bebé recibe todo el alimento a través de la leche de su madre. Pero no hay que comer más de lo habitual ni privarse de determinados alimentos. Se debe mantener una dieta sana y equilibrada, pero sin obsesionarse. Una de estas obsesiones suele tener que ver con el peso.

La mastitis es una inflamación de las mamas que aparece hasta en el 10% de las mujeres lactantes (mastitis puerperal). La mayor parte de las veces es originada por una infección microbiana, debido a que los microorganismos de la piel aprovechan cualquier fisura que exista en el pezón y penetran en el interior de las glándulas mamarias. También puede estar provocada por el estancamiento de leche en los conductos mamarios (estasis láctea), bien por mal agarre del niño al pecho (con lo cual éste no se vacía correctamente) o bien por la disminución del número de veces y duración de la lactancia. En algunas ocasiones, también puede ser debida a una bajada de defensas de la madre

¿Conoces el efecto que tiene realizar ejercicio físico en la lactancia? ¿Cuáles son las recomendaciones generales a la hora de practicar deporte si estás en este periodo? ¿Interfiere  en la producción de leche? ¿Afecta al aumento de peso normal del bebe?. En este artículo os lo desvelamos.

En los últimos años multitud de estudios científicos han demostrado todas las ventajas que la lactancia materna aporta no sólo para el recién nacido, sino también para la madre. La leche materna contiene

En este post vamos a contemplar dos aspectos de la leche materna. Por un lado veremos la composición química de la leche materna, y por otro lado, sus propiedades inmunitarias.

leche materna

1.- COMPOSICIÓN QUÍMICA DE LA LECHE MATERNA.

La leche materna es el único alimento capaz de adaptarse perfectamente a la fisiología del recién nacido (necesidades nutricionales y capacidad de digestión), porque su composición evoluciona durante los quince primeros días:

  • El calostro (del nacimiento al quinto día). Es particularmente rico en proteinas, aunque su valor energético es bastante pobre.

das ist fein... Son muchos los artículos que nos hablan de las propiedades y los beneficios de la lactancia tanto para la madre como para el bebé. Podemos hacer un repaso...

Principales beneficios para la madre:

1) La lactancia materna es mejor para recuperarse del parto. La oxitocina liberada durante la lactancia materna favorece la contracción natural del útero para que adquiera de nuevo su tamaño normal. Además, es uno de los factores que ayuda a reducir los loquios, las pequeñas pérdidas sanguinolentas que experimenta la mujer después del parto. 2) La lactancia materna ayuda a adelgazar. La lactancia -combinada con ejercicio y una dieta saludable- ayuda a eliminar el peso retenido, ya que buena parte son reservas energéticas que el cuerpo femenino almacena durante la gestación para facilitar la posterior producción de la leche materna, señala la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.