Antes de contestar a esta pregunta, es necesario qué sepamos que beneficios va a aportar la lactancia materna respecto a las leches de fórmulas artificiales. A lo largo de los años se ha mejorado tanto la composición, como la calidad de estas fórmulas ya preparadas, pero aún así, nunca habrá una fórmula que se adapte y sea tan personalizada hacia cada lactante como lo es la leche materna.
Los beneficios de la lactancia materna están avalados por asociaciones científicas nacionales e internacionales, entre ellas la AEP  (Asociación Española de Pediatría) y por supuesto la OMS (Organización Mundial de la Salud). ¿Pero cómo definimos la lactancia materna y la lactancia materna a demanda?. Según la OMS  "la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludable" y según la AEP " la lactancia materna a demanda consiste en amamantar sin horarios ni tiempos de duración de las tomas prefijadas, es decir, siempre que el bebe dé muestras de necesitar mamar tanto de día como de noche".
Si me preguntasen, ¿Qué opinión tienes sobre dar lactancia materna exclusiva (sólo leche materna) durante 6 meses mínimo?. Diría que sí, sin ninguna duda. El buen desarrollo de los recién nacidos está muy ligado a la alimentación del bebé durante los dos primeros años de su vida, considerando que la leche materna tiene múltiples beneficios con respecto a una lactancia parcial materna o exclusivamente artificial (OMS, Aitor Sánchez, Pediatría).

La lactancia materna es una decisión que debe tomar cada mujer, y ser aceptada por la familia. Es una decisión personal que afecta a ella misma y a su hijo. Como nutricionista defenderé la lactancia materna con uñas y dientes. De sobra están demostrados los beneficios que aportan al bebe y también a la madre.

La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido. Existen muchos estudios que demuestran que la lactancia materna genera en los niñ@s una disminución de enfermedades infecciosas, alergias, obesidad, diabetes etc. La conclusión es que esta leche nos aporta una serie de nutrientes que cuidan nuestra microbiota ( microorganismos que conviven con nosotros, sobre todo en el intestino).
Está más que demostrado lo beneficiosa que es la lactancia mediante la leche materna para la salud del bebé. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta. Para el conjunto de la población se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y a partir de entonces su refuerzo con alimentos complementarios al menos hasta los dos años. Sin embargo, hay muchos mitos erróneos que preocupan mucho a las madres y pueden dar como resultado un abandono temprano de este tipo de alimentación del bebé. En este artículo vamos a desmantelar 10 de los mitos más comunes para que las madres tomen una decisión informada en lo que respecta a la alimentación de su hijo, con el convencimiento de que, desde un punto de vista nutricional, el desarrollo del bebé está garantizado con la lactancia materna y puedan alimentar a sus bebés de la mejor manera posible sin tener ningún miedo.
La lactancia materna es muy importante para la salud y el desarrollo del bebé, debido a que el bebé recibe el alimento a través de la mamá. La lactancia materna debería mantenerse hasta los seis meses aproximadamente, según la OMS. Para ello, las mamás deberían prestar una especial atención a su alimentación, siguiendo una dieta sana y equilibrada.
La alimentación durante la lactancia materna es muy importante, puesto que el bebé recibe todo el alimento a través de la leche de su madre. Pero no hay que comer más de lo habitual ni privarse de determinados alimentos. Se debe mantener una dieta sana y equilibrada, pero sin obsesionarse. Una de estas obsesiones suele tener que ver con el peso.

La mastitis es una inflamación de las mamas que aparece hasta en el 10% de las mujeres lactantes (mastitis puerperal). La mayor parte de las veces es originada por una infección microbiana, debido a que los microorganismos de la piel aprovechan cualquier fisura que exista en el pezón y penetran en el interior de las glándulas mamarias. También puede estar provocada por el estancamiento de leche en los conductos mamarios (estasis láctea), bien por mal agarre del niño al pecho (con lo cual éste no se vacía correctamente) o bien por la disminución del número de veces y duración de la lactancia. En algunas ocasiones, también puede ser debida a una bajada de defensas de la madre

¿Conoces el efecto que tiene realizar ejercicio físico en la lactancia? ¿Cuáles son las recomendaciones generales a la hora de practicar deporte si estás en este periodo? ¿Interfiere  en la producción de leche? ¿Afecta al aumento de peso normal del bebe?. En este artículo os lo desvelamos.