En los últimos años multitud de estudios científicos han demostrado todas las ventajas que la lactancia materna aporta no sólo para el recién nacido, sino también para la madre. La leche materna contiene

En este post vamos a contemplar dos aspectos de la leche materna. Por un lado veremos la composición química de la leche materna, y por otro lado, sus propiedades inmunitarias.

leche materna

1.- COMPOSICIÓN QUÍMICA DE LA LECHE MATERNA.

La leche materna es el único alimento capaz de adaptarse perfectamente a la fisiología del recién nacido (necesidades nutricionales y capacidad de digestión), porque su composición evoluciona durante los quince primeros días:

  • El calostro (del nacimiento al quinto día). Es particularmente rico en proteinas, aunque su valor energético es bastante pobre.

das ist fein... Son muchos los artículos que nos hablan de las propiedades y los beneficios de la lactancia tanto para la madre como para el bebé. Podemos hacer un repaso...

Principales beneficios para la madre:

1) La lactancia materna es mejor para recuperarse del parto. La oxitocina liberada durante la lactancia materna favorece la contracción natural del útero para que adquiera de nuevo su tamaño normal. Además, es uno de los factores que ayuda a reducir los loquios, las pequeñas pérdidas sanguinolentas que experimenta la mujer después del parto. 2) La lactancia materna ayuda a adelgazar. La lactancia -combinada con ejercicio y una dieta saludable- ayuda a eliminar el peso retenido, ya que buena parte son reservas energéticas que el cuerpo femenino almacena durante la gestación para facilitar la posterior producción de la leche materna, señala la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

Madre dando el pecho a su bebé

 ¿CÓMO DEBE SER LA ALIMENTACIÓN DE UNA MADRE DURANTE LA LACTANCIA?

La dieta base para una mujer lactante es igual que para el resto de periodos de la vida; es importante que sea variada, equilibrada, y con una adecuada distribución de los nutrientes: El equilibrio está en la variedad.

  lactancia-5 La leche materna es el mejor alimento para los niños, de la misma forma que la leche de vaca es la mejor para los terneros. Todos los mamíferos producen leche que es perfecta para sus crías. ¿Por qué es mejor la LECHE MATERNA?
  lactancia

Dar pecho no engorda. Está demostrado que dando el pecho durante dos meses y medio después del parto, la mujer pierde una media de un kilo más que aquella que haya acabado al cabo de diez días. Además, durante el fin del embarazo y en el curso del amamantamiento, las células grasas, o adipocitos, presentes en las caderas sueltan más fácilmente a la sangre sus reservas de grasas: esta se dirigen al seno donde participarán en la producción de leche.

madre_lactante Varias cuestiones preocupan a las madres: qué y cuánto comer, qué alimentos evitar y cuáles son especialmente beneficiosos. Estudios en madres sanas y bien nutridas de países occidentales, cuyos hijos aumentaban de peso con lactancia materna exclusiva, se observó que comían apenas 100 kilocalorías más al día, incluso menos. Esto es debido a que, al igual que durante el embarazo, en la lactancia se produce un cambio en el metabolismo que conduce a un mejor aprovechamiento de los alimentos ingeridos. ¿QUÉ DEBE COMER UNA MADRE LACTANTE? piramide_alimentacion La madre lactante debe comer lo de siempre, es decir, una dieta sana y equilibrada, a base de cereales (pasta, arroz, pan) y legumbres (alubias, garbanzos, lentejas, guisantes), complementados diariamente con fruta y verdura y, de vez en cuando, con algún alimento de origen animal: carne, pescado, huevos o lácteos.

Frases-sobre-la-lactancia-materna

"Tibio amor con sabor a leche, te regalo un alimento cultivado en el alma" - Claudia Farías -

La mayoría, por no decir "todas", nos hemos echado las manos a la cabeza, pensando ¿qué será de mi peso cuando tenga a mi bebé junto a mí?, ¿volveré a recuperar mi figura?, ¿cómo será la lactancia?... y un montón de preguntas más, la mayoría de las cuales se nos olvidan cuando tenemos a nuestro pequeñín en brazos. Simplemente, os dejo algunas de las dudas más habituales entre mamás lactantes. Espero que os resulten provechosas.

La maternidad es una experiencia llena de cambios, no sólo en lo hábitos de vida o en la pareja, sino también cambios físicos y psicológicos que afectan especialmente a la mujer. Desde el embarazo, pasando por el parto, hasta la lactancia, el cuerpo va adaptándose a lo largo de todo el proceso. Una buena alimentación y una dieta equilibrada, junto a una actividad física adaptada a cada momento, son las claves para volver a ser la de antes. Y es que uno de los mayores temores de esas mujeres que piensan en ser madres o acaban de serlo, es el miedo a engordar o a perder la figura. De hecho, durante el embarazo se forman gran cantidad de nuevos tejidos, lo que implica un aumento progresivo de peso, que varía de 9,5 a 12,5 kg, siendo mayor el aumento de peso a partir de la semana 20. Es obvio que han de producirse ciertos cambios a nivel físico, pero ser madre no ha de ser sinónimo de “echarse a perder”. En este artículo te damos algunas ideas para que no tengas que preocuparte por tu físico y vivas al máximo la experiencia de crear y criar una nueva vida.