menopausia

¿Qué es la menopausia tardía?

La menopausia es el cese permanente de la menstruación de una mujer. El cuerpo produce menos estrógenos y progesterona, lo que causa que los ovarios dejen paulatinamente de producir óvulos. Normalmente, se considera que una mujer ha llegado a la menopausia doce meses después de su último período y lo más habitual es que dicha fecha ocurra entre los 45 y los 55 años.

Los síntomas y alteraciones físicas más comunes en la menopausia son

andropausia okNosotras, las mujeres, no somos las únicas que padecemos los efectos de los cambios hormonales. La mayoría de los hombres también presentan síntomas similares a los que experimentamos nosotras en la menopausia. Este proceso, en los hombres, se llama andropausia o también llamado “Síndrome de Adam”.

Mujer sonriendo

¿De donde viene éste neumático que tengo alrededor de la cintura? ¿Porqué no puedo perder esos últimos 3-4 kilos que antes perdía en unas semanas? ¿Porqué aunque peso igual que hace unos años, mi cuerpo se ve diferente? La mayoría de las mujeres en la edad adulta, tenemos que hacer cambios en la dieta y el ejercicio si queremos pasar por la menopausia sin engordar, lo cual además de cambiar nuestra apariencia, a veces es un riesgo para nuestra salud.

Chica sonrienteLa menopausia precoz ocurre antes de los 40 años, y trae consigo riesgos para la salud.

Causas y consecuencias de la menopausia precoz

      Hablamos de menopausia cuando la mujer deja de producir estrógenos y, a consecuencia de ello, deja definitivamente de menstruar. Se da, generalmente, en edades comprendidas entre los 45 y 55 años, pero en ocasiones se puede adelantar. Si se da entre los 40 y 45 se hablaría de menopausia temprana, pero si ocurre antes de los 40, entonces sería un caso catalogado como menopausia precoz. Las causas suelen ser genéticas: generalmente, las mujeres que tienen la menopausia a una edad precoz tienen antecedentes familiares con similares casos. No obstante, puede haber factores que hayan desencadenado el cese de producción de estrógenos. Los más comunes son el  fallo ovárico prematuro, según el cual los ovarios dejan de funcionar correctamente, o por haberse sometido a una histerectomía (ligadura de trompas o extirpación de útero u ovarios). Otras causas posibles son el efecto derivado de un tratamiento médico, como radioterapia o quimioterapia, y el padecer una enfermedad autoinmune.

 MENOPAUSIA

Durante la menopausia, las mujeres sufren una serie de trastornos no únicamente físicos, también psicológicos, que hacen que experimenten cambios de humor e irritabilidad y que aumentan las probabilidades de desarrollar una depresión debido a los cambios hormonales ocurridos durante esta etapa.
Por Leticia Escolar, asesora de novaLine Alimentación en la menopausia A partir de los 40 años las necesidades metabólicas de energía de las mujeres disminuyen un 5% por cada década. Esto se traduce directamente en la necesidad de un aporte calórico menor.

menopausia y aumento de peso         

           La menopausia es el periodo de la vida de las mujeres entre los 40 y los 50 años en el que se produce el   cese de la ovulación.

          El cuerpo femenino en esta etapa de la vida experimenta una serie de desarreglos orgánicos consecuencia directa de la falta de estrógenos (hormonas sexuales femeninas). Para algunas mujeres, estos cambios se traducen en síntomas soportables; sin embargo, otras muchas sufren física y emocionalmente las consecuencias de la ausencia hormonal.

La menopausia nos debería ser vista como un período distinto a la adolescencia o la época fértil en cuanto a ejercicio físico nutrición  y hábitos de vida se refiere. Un estilo de vida sano adoptado en los primeros años de la vida favorece el estado de salud y funcional de la mujer en la menopausia. Tanto si se han seguido estilos de vida saldables como si no, nunca es tarde para adoptarlos ni hay motivos para abandonarlos. El estilo de vida sano y activo prepara a la mujer para los cambios derivados de la menopausia, y ayuda a controlar los riesgos para la salud física y psicológica que este nuevo estado trae consigo.
Los estrógenos naturales o fitoestrógenos se encuentran en los productos vegetales, por lo que están presentes en muchos de los alimentos que comemos. En el cuerpo, los fitoestrógenos actúan como el estrógeno producido naturalmente. Hay tres clases principales de fitoestrógenos: isoflavonoides, cumestanos y lignanos.