imagen legado alimentación isabel b.La glucosa, dextrosa, jarabe de caramelo, colorantes, acidulantes potenciadotes del sabor y gelificantes, aceites y ceras son los ingredientes con los que se elaboran las golosinas , ingredientes de nulo interés nutricional. 

Los niños necesitan comer alimentos saludables y hacer suficiente ejercicio, para mantener una buena salud y tener el mejor rendimiento posible en la escuela. Dos grandes maneras de inculcar una dieta saludable a nuestros hijos es asegurarnos de que toman el desayuno a diario y ofrecerles almuerzos sanos para que se lleven al cole.

En épocas de desgaste, como la vuelta al cole, es también recomendable añadir algunos complementos alimenticios, que ayuden al niño a potenciar su sistema inmunitario y a optimizar su salud. Mantener a tu hijo activo es también muy importante para su salud y bienestar. Comienza ya, siguiendo estos sencillos pasos, para inculcar a tu hijo hábitos saludables que le serán muy útiles a lo largo del próximo año escolar.

Ha llegado uno de los momentos más esperados por los padres y los niños: la vuelta al cole. Por fin muchas mamás van a tener un poco de tiempo libre y los niños vuelven a ver a sus amigos después de unas vacaciones infinitas. Pero este curso arranca con una novedad, más de un millón de niños que vuelven al clase se encontrarán con el regreso de la típica fiambrera al comedor. Ahora el tupper con las lentejas que ha preparado papá o mamá se lo llevarán tanto los mayores como los niños. Lo importante es que preparemos comidas equilibradas y saludables, nada de fritangas  y cosas precocinadas, podemos preparar la misma comida para todos y tomarla, unos en casa, otros en la oficina y nuestros críos en el cole. No es nada nuevo comer de esta manera y no resulta para nada difícil. Con la crisis en la que estamos sumergidos todo ayuda, hoy más que nunca llevar comida casera al trabajo es una opción muy demandada y además es más saludable que comer fuera.

Nos encontramos a las puertas de volver al colegio y muchos niños y niñas se incorporarán al comedor escolar o no, en cualquier caso desde el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunidad Valenciana (CODiNuCoVa),se  quiere recordar algunas recomendaciones en  referencia a la alimentación.

Debemos incluir en la dieta de los niños todos los GRUPOS DE ALIMENTOS  (frutas, verduras y hortalizas, pescados, carnes, legumbres, cereales, lácteos…), en cantidades SUFICIENTES y de forma EQUILIBRADA, garantizando así un adecuado crecimiento y desarrollo infantil.

La alimentación de nuestros hijos es fundamental para su correcto crecimiento y para prevenir enfermedades futuras. La presentación de la comida en el plato es clave a la hora de mejorar los hábitos de alimentación del niño. Hay que tener en cuenta que la posición del ingrediente principal influye para el pequeño elija una comida. Ellos prefieren los platos con una amplia variedad de alimentos y con diversidad de colores. En cuanto a la pregunta ¿plato lleno o plato vacío?, los niños lo tienen claro: cuanto más espacio vacío, mejor.

Las frutas contienen gran cantidad de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Los estudios nos ponen de manifiesto que los niños suelen tomar menos frutas de la que es necesaria. Normalmente los niños se muestran reacios a consumir...

En tiempo de vacaciones las rutinas cambian, los horarios se alteran y la alimentación corre un mayor riesgo de desordenarse, lo cual representa un peligro para la salud de los niños. Aprovecha las frutas y verduras de la estación. Las frutas y las verduras son una fuente importante de vitaminas y minerales para todos, pero tienen una especial importancia para el crecimiento de los niños. Son ricas en fibra y bajas en calorías, por lo que evitan el estreñimiento y la obesidad.  
  El  incremento de peso entre la población infantil ha sido el causante de enfermedades que un principio eran asociadas a las personas mayores como es el caso de la hipertensión arterial y ahora comienza a una edad cada vez menor.