Por Maricle García, asesora novaLine

Integrados en la dieta cotidiana, te permitirán gestionar mejor el estrés y sus síntomas.

Tensión nerviosa

Un reciente estudio realizado en Finlandia, ha demostrado que el I.M.C. o Índice de Masa Corporal -el que mide la relación entre peso y altura e indica el grado de sobrepeso y, más raramente el bajo peso, respecto a otros individuos-, es más elevado en las personas que comen a causa del estrés y en las que consumen mayor cantidad de alimentos propios del “fast food”, como las salchichas, las hamburguesas o las pizzas.

Las  verduras son alimentos ricos en agua, carbohidratos, minerales y vitaminas. También son ricas en antioxidantes y fibra, lo que las hace indispensables en una dieta sana y equilibrada. Se recomienda el consumo diario, junto con  fruta, equivalente a 5 raciones diarias.

BROCHETAS DE VERDURAS CON POLLO brocheta           Ingredientes:  
Por Mª Carmen Garrote, asesora novaLine Leyendo la etiqueta de los alimentos Las etiquetas de los alimentos te aportan una información muy útil que te permite, además de conocer las principales características de los productos que vas a comer, hacerte una idea aproximada de la calidad del alimento.
Alimento saludable

La “batalla contra el sobrepeso” es la máxima preocupación para muchas personas, pero también estar extremadamente delgado puede provocar problemas de salud.

Las grasas tienen una mala reputación por provocar sobrepeso y obesidad. Sin embargo, no todas las grasas son malas. De hecho, descomponer la energía (o calorías) y almacenarla como grasa es solo una de las muchas maneras en que el cuerpo usa los alimentos para funcionar, curarse y crecer.

La energía almacenada como grasa ayuda a completar un trabajo o actividad física extenuantes. También desempeña un papel clave en el desarrollo del cerebro y en la prevención de la inflamación (hinchazón) y los coágulos de sangre. Y mantiene el cabello y la piel saludables.

Es importante entender que el equilibrio es clave para mantener un cuerpo saludable, y debe buscarse tanto por quien está excedido de peso o quien está por debajo del peso normal. 

untitled 2Un vegetariano es una persona que no come carne (ni siquiera de aves) ni pescado o marisco, ni productos que los contengan. Dentro de ellos hay distintos patrones alimentarios que pueden variar considerablemente. El modelo ovo-lacto-vegetariano: basado en la ingesta de cereales, verduras, frutas, legumbres, semillas, frutos secos y también incluye productos lácteos y huevos. El lacto-vegetariano excluye los huevos, además de la carne, el pescado y las aves. El modelo vegano (o “vegetariano total o estricto”) excluye los huevos, los productos lácteos y el resto de alimentos de origen animal. Incluso en cada uno de estos modelos, puede existir una considerable variación en cuanto a qué productos animales se excluyen.

Comer sin hambre para saciar otros vacíos. dulces-ansiedad Cuántas veces nos encontramos a nosotros mismos frente al televisor, ordenador,etc. terminado esa última galleta del paquete y ¡HORROR!, nos preguntamos: pero,¿porque estoy comiendo si no tengo hambre?
  chump1[1] Hola MANU:

Soy Matilde, amiga de tus padres. Nos hemos visto en el pueblo alguna vez. ¿Te acuerdas?

Te quería contar algo que recuerdo de mi infancia.

Las tardes de invierno, metida en casa, viendo caer lluvia y a veces nieve... detrás de los cristales, oíamos la voz de mi madre llamándonos a los cinco hermanos para proponernos un  juego... "Vamos a aprender a cocinar BIEN, para comer BIEN”... ¡¡¡¡Genial!!!!, pensaba yo. Todos a la cocina entre harinas, huevos, sal... y también jamón y queso... ¡¡¡¡Qué rico!!!!!

  Los divertículos son pequeñas protuberancias con forma de saco que pueden formarse en cualquier porción del tracto gastrointestinal, si bien donde aparecen con mayor frecuencia es en el intestino grueso, concretamente en el colon. La mayor parte de ellos se producen por un aumento en la presión interna del colon. Cuantos menos alimentos ricos en fibra se consumen, mayor es la presión en el interior del colon y, por tanto, más frecuente es la aparición de estas protuberancias. En la mayoría de los casos, las personas con divertículos no muestran ningún síntoma. La presencia de divertículos no es peligrosa en sí. No obstante, si el divertículo se lesiona o se infecta por acumulación de heces se desarrolla diverticulitis, que se cursa con cuadros de sangrado al defecar, dolor, inflamación abdominal e incluso fiebre. Los pacientes con manifestaciones clínicas leves (dolor abdominal, acompañado de febrícula con mínimos hallazgos en la exploración física, sin signos peritoneales y ausencias de leucocitosis, sin factores de riesgos inmunosupresión o comorbilidad) sin náuseas ni vómitos y con buen apoyo social, pueden ser tratados de forma ambulatoria con dieta líquida, para mantener una adecuada hidratación, y administración oral de antibióticos, durante 7-10 días. Los pacientes con diverticulitis aguda grave, deber ser hospitalizados. Divertículo  

Tratamiento dietético con fibra para la diverticulosis

 

Una de las sensaciones más desagradables cuando empezamos a cambiar los hábitos hacia una dieta equilibrada y saludable es la sensación de hambre . Muchos de los pacientes del Método novaLine nos comentáis que tenéis una sensación de hambre constante y que es uno de los obstáculos más difíciles de superar.

Lo primero es saber diferenciar entre hambre física y hambre emocional.

¿ CÓMO PODEMOS EVITAR LAS TENTACIONES Y ENGAÑAR AL HAMBRE?

Vamos a abordar el tema desde dos puntos de vista: el mental o psicológico y el práctico: ¿qué podemos picar ?

Mecanismos mentales: Relación mente-cuerpo.

Entre los recursos psicológicos que nos pueden ayudar a evitar tentaciones, se encuentran los siguientes:

  • Alejarnos físicamente de la situación de peligro, levantarnos de la mesa, salir a bailar, regalar nuestra ración... Eso sí, es importante que actuemos rápido, antes de que la tentación pueda con nosotros.

  • Racionalizar la situación, parar para analizar qué está ocurriendo y solucionarlo de forma “hipocalórica”: sirviéndonos agua, poniéndonos la ración en un plato pequeño: debemos volver a tomar el control de la situación.

  • Contar hasta diez antes de caer en la tentación; de esta forma podremos volver a controlar lo que comemos.

  • Interiorizar que un atracón no es un fracaso: hay que mantener la calma y volver siempre lo más rápido posible a nuestras pautas para perder peso. Ser flexible con nosotros mismos.

  • Pensar en refuerzos positivos: “ yo puedo con esto”, “ tengo que sortear al monstruo que llevo dentro”

  • Cuando tenemos una fiesta con comida apetecible, comer solo lo que realmente nos gusta mucho; si no es así mejor no lo probemos.

  • Interiorizar las situaciones que nos ponen en riesgo, saber cuáles son, ir aprendiendo con la experiencia.

  • Pedir ayuda a un experto, a los amigos, a la familia... si lo necesitamos.

  • Si al final hemos caído en una tentación muy sabrosa, no pasa nada, volver a nuestras pautas habituales lo más rápidamente posible.

Los cambios de hábitos no son fáciles de interiorizar en las primeras ocasiones. Es a base de repetir y repetir las cosas como se interiorizan. Por tanto, debemos insistir en las acciones bien hechas una y otra vez hasta que sean interiorizadas y reproducidas automáticamente.

¿QUÉ PODEMOS PICAR?

  • Agua: al llenar nuestro estómago con agua, ésta ocupa un gran volumen y nuestra mente no sabe si nuestro estómago está lleno de comida o de líquido, con lo que se mitiga la sensación de hambre.

plantas-salud-femenina-1200-668x400x80xX
  • Alimentos que contienen fibra. Por ejemplo, el glucomanano tomado con dos vasos grandes de agua se hincha en el estómago y da sensación de plenitud. Esta agua, tomada caliente, en forma de infusiones, provoca aún mayor sensación de bienestar y menos apetito.

  Una dieta vegetariana es una dieta o pauta alimentaria que contiene, sobre todo, alimentos vegetales como verduras, frutas, granos integrales, legumbres, semillas y frutos secos, con pocos o ningún producto de procedencia animal.

La razón más antigua del vegetarianismo es, probablemente, la aversión a comer carne por razones éticas. Las personas sensibles se han cuestionado durante siglos la moralidad de matar a otras criaturas. Este punto de vista puede haber surgido a partir de una orientación religiosa, como la del hinduismo o el budismo, pero la mayoría de los vegetarianos éticos se opone a una innecesaria destrucción de la vida, independientemente de sus creencias religiosas.

foto vegetariana

Los vegetarianos por estética afirman que un plato de fruta es agradable a la vista, mientras que la vista y el olor de los animales muertos es desagradable.

La salud y la higiene han sido razones tradicionales para adoptar una dieta exenta de carnes , y tiene un mayor peso a medida que se descubre mayor toxicidad química en la carne y en el medio ambiente.