Categories Menu

Publicado por el jun 23, 2017 en Temporada | sin comentarios

Cenita veraniega en casa ¿Qué hago?

CENA EN VERANO

Ya estamos en verano… y falta poco para las vacaciones! Aunque este año no las puedas disfrutar o te toque trabajar en agosto, seguro que no te vas a perder las típicas cenitas en casa de amigos y familiares, y si puedes disfrutar de una terraza mejor que mejor. Si vas de invitado…enhorabuena, sólo tienes que ponerte como un pincel y disfrutar de la velada. Pero si eres el anfitrión… pensarás ¿qué menú preparo?. Claro, con este calor no apetece pasarte muchas horas en la cocina, además de que al ser cena y varios invitados, lo ideal sería preparar distintos platos y cenar a modo picoteo, jugando con los colores y formas … ¡imaginación al poder!

Por ahora todo perfecto, ¿verdad? Pero es que, además, estás en pleno proceso de cambio de hábitos alimentarios, o te quieres cuidar, o aunque no te sobra peso, disfrutas comiendo sano, ligero y divertido.

Si te has visto reflejad@, a continuación te paso algunas ideas a tener en cuenta si quieres elaborar un menú sano, ligero y fresquito este verano.

Da igual el motivo, lo importante es saber que puedes estar de celebración y disfrutar de una buena cena, saludable y rica.

Lo primero es jugar con las verduras, crudas o cocinadas. Son fresquitas y nos aportan vitaminas, minerales y antioxidantes para luchar contra el calor (usa las de temporada, el planeta te lo agradecerá). Podemos empezar con vasitos de gazpacho o de sopa fría de pepino o gazpacho de melón… Las latas son muy socorridas: mejillones, berberechos, navajas…

Las brochetas en las que ensartar carne o pescado son una opción muy cómoda, y si las presentamos en la mesa pinchadas en media sandía o melón sorprenderás a tus invitados. Puedes hacer pinchos de tomate y queso fresco o york, huevos de codorniz con cherry, brochetas de gambas con calabacín, de sepia y gambas, de pollo con verduras o rollitos de york y piña

Hay dos aperitivos muy fáciles de elaborar y que pueden dar mucho juego, ya que los puedes combinar con distintos alimentos. Son el típico humus o paté de garbanzos y el puré de berenjena. Yo suelo presentar ambas mezclas en un cuenco pequeño que coloco en un plato grande, con unas olivas negras y un chorrito de aceite como decoración. Alrededor del cuenco con la pasta pongo tostaditas finas de pan, bastones de zanahoria, pepino o pimiento, o la verdura que se os ocurra. Otra salsa fresquita es la de pepino y yogur, simplemente pasando el pepino por la trituradora y añadiendo el yogur, menta y pimienta negra.

sushi

Como plato más elaborado podemos jugar con el sushi. Es más fácil de preparar de lo que parece: sólo necesitas el alga nori, el relleno que más te guste y un poco de paciencia para lavar el arroz. Lo último que he probado es hacer unos makis de pepino: consiste en vaciar las pepitas de un pepino partido por la mitad, lo rellenamos al gusto, con salmón ahumado, zanahoria, palitos de mar, aguacate… todo cortado en bastoncitos y luego se corta en rodajas. El resultado es espectacular.

De postre podemos jugar con brochetas de fruta variada, piña, sandía, melón…que aunque estén un rato cortadas no se oscurecen. También podemos poner unos albaricoques o unas ciruelas pequeñitas que dan un toque de color muy atractivo.

Para terminar la velada, podemos permitirnos el capricho de un dulce, pero un dulce especial. Podemos hacer unos bombones helados, unos bocaditos de fruta con gelatina con los que sorprenderéis, o un helado de café.

Espero que os guste mi menú y que tengáis la oportunidad de ponerlo en práctica. Feliz verano y ya me contaréis.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>