Categories Menu

Publicado por el feb 7, 2014 en Coaching Nutricional-Bienestar emocional | sin comentarios

Coaching y bienestar emocional

Chica novaLineTodos nos hemos acostumbrado en este último año a escuchar referido a varios aspectos de la vida las palabras “coaching” y “coach”, pero ¿sabemos lo qué significan?, ¿realmente las usamos cómo y cuándo debemos?, ¿nos hemos molestado buscar su significado?, en nuestro caso vamos a intentar aclarar estos términos desde el campo de la nutrición.

Para ello buscaremos su significado literal:

- ¿Qué es un coach ? La traducción literal es entrenador y su misión es ayudar a la persona con la que trabaja a dar lo mejor de sí misma para alcanzar sus metas u objetivos. Un coach te  ayuda a mejorar tu rendimiento en todo tipo de actividad, tu coach es tu igual, te ayuda a sacar a relucir tu propia sabiduría y a mostrarte como seguir a tu guía interior, en definitiva es un socio que está interesado en verte triunfar. Un coach no es ni tu mentor ni tu consultor ni te da las soluciones ni es tu guía.

- ¿Qué es el coaching? Se trata de una disciplina para ayudarte a  alcanzar tus metas. Es relativamente nuevo pero ya en la antigua Grecia, Sócrates mediante el diálogo buscaba que sus propios discípulos llegaran al conocimiento. Bautizó el método como “mayéutica“, que significa partera, para simbolizar que él también ayudaba a dar a luz el conocimiento. Más tarde, a mediados de la década de los 70, Timothy Gallwey (entrenador deportivo), a raíz de darse cuenta de que el peor enemigo de un deportista es su propia mente, desarrolló un método para ayudar a superar los bloqueos y obtener el mayor rendimiento posible. Escribió una serie de libros y, después de ver los magníficos resultados, buscó la forma de trasladar dicho método al ámbito empresarial. El modelo de coaching actual  se atribuye a Thomas J. Leonard, quien fusionó conceptos empresariales, filosóficos, deportivos y espirituales para crear un proceso que ayudara a la gente a alcanzar sus objetivos, adaptando el método para que se pudiera aplicar a la vida diaria.

Bueno, ahora que sabemos qué es un coach y qué es el coaching, deberíamos ver cómo se aplica a la nutrición.

El coaching nutricional es un proceso a través del cual el cliente identifica y vence sus obstáculos, creando el entorno adecuado, adoptando la actitud y la determinación para conseguir los cambios en sus hábitos de alimentación. Esto le llevará a su vez a mejorar en otros ámbitos de su vida. Una de las metas del coaching nutricional es lograr un mayor bienestar físico y emocional.

En otros métodos, el papel del asesor/a es restrictivo siendo tajante con las pautas alimenticias, prohibiendo alimentos, imponiendo estrategias…. Sin embargo, un coach utilizará distintas técnicas de comunicación como el “rapport”, la escucha activa, el “feed-back” y preguntas, ya sean abiertas o cerradas, para que el cliente tome conciencia de su responsabilidad en el proceso, para que deje de ser pasivo y sea capaz de pasar a la acción.

Se crea una forma de trabajo basada en generar confianza, no juzgar, informar o imponer, concienciar y, sobre todo, que sea el propio cliente el que busque y aporte sus propias soluciones, personalizando al máximo el proceso.

El coach ayudará al cliente a averiguar qué es aquello que le motiva. Para ello, se utilizan las preguntas, en lugar de ¿por qué? se utiliza ¿para qué?. Parece una tontería, pero un simple cambio en una pregunta puede ayudar a profundizar en las motivaciones del cliente y, una vez conocidas estas, el cliente se puede plantear un objetivo basado en sus motivaciones reales y, por lo tanto, mucho más cercano a él. Una vez que el cliente define su objetivo,  el coach debe evaluar la disposición al cambio y, junto con este,  trazar los planes de acción necesarios para conseguir lograr el objetivo definido por él mismo.

Debemos tener claro que la clave del éxito es la motivación y, por lo tanto, una parte muy importante del coaching nutricional son las habilidades comunicativas del coach, que le ayudarán a crear un ámbito en el cual se producirá un intercambio entre él y el cliente basado en la confianza y la sinceridad, facilitando el proceso a ambos para poder llevar a cabo todo lo que se va planificando hasta conseguir llegar al objetivo que fue definido por el cliente. Llegados a este punto debemos dejar claro que las técnica que el coach nutricional le ha dado a conocer las puede adaptar a nuevos retos, ya que le ayudarán para que pueda afrontarlos desde una nueva perspectiva.

Para acabar me gustaría hacer una observación: lo que busca un método de adelgazamiento es bajar peso, pero lo que busca el coaching nutricional es concienciar a las personas que se acercan a él de que son sus propios dueños. Ellos tienen el poder y las soluciones aunque a veces no sean capaces de verlo y el trabajo del coach es precisamente proporcionarles los recursos para conseguirlo.

Cuando una persona es capaz de llegar al final del proceso no solo habrá perdido peso, también tendrá mas autoestima, gestionará mejor sus emociones…, en fin, se sentirá a gusto con su piel y esto le proporcionará un bienestar tanto físico como emocional.

Bibliografía: 

http://www.todo-sobre-coaching.com/sobre-coaching.html
http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/tendencias/2011/04/19/200156.php

 

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>