Categories Menu

Publicado por el sep 25, 2017 en Temporada | sin comentarios

CÓMO EVITAR LA CAÍDA EXCESIVA DEL CABELLO EN OTOÑO

caida del pelo en otoño

Existe lo que podemos llamar, caída de pelo estacional, pero no a todas las personas nos afecta por igual ni tiene que ser en la misma época del año. Normalmente suele ocurrir al poco tiempo de un periodo de más estrés.

En los folículos pilosos es donde se generan los pelos, que están compuestos fundamentalmente de queratina. Es en este folículo donde encontramos la raíz del pelo, aquí se van añadiendo moléculas de queratina que lo hacen crecer. Podemos ver también las glándulas sebáceas que recubren el pelo de grasa, dándole un buen aspecto. Y en el fondo encontramos la papila dérmica, que es de donde sale la primera célula que dará origen al pelo. Esto de forma muy sencilla es la maquinaria que nos hace tener pelo, y que lo alimenta para que crezca y se mantenga. Aunque la mayoría del pelo sea una estructura muerta de queratina, la parte principal del cabello esta viva.

La caída del pelo es el fin de su ciclo natural. El cabello pasa por tres fases: la anágena, fase de crecimiento que puede durar muchos años. La fase de transición, que dura apenas unas semanas en la que el pelo se prepara para la última fase, la telógena. En esta última fase el pelo se separa de la papila, deja de crecer y en un momento dado se desprenderá, dejando el folículo libre para el nuevo pelo. Es un proceso normal de regeneración, los pelos se caen y nacen otros nuevos. Se suelen perder unos 100 pelos al día, aunque esto puede variar mucho de una persona a otra.

ciclo del pelo

Cuando estamos ante una caída excesiva del cabello lo mejor es consultar al médico para que determine la causa de la pérdida. El cabello se puede caer por muchas causas: el estrés, el uso frecuente de productos químicos, cambios hormonales, etc. Pero un factor a tener muy en cuenta en esta caída, es la alimentación. Nuestro cabello se alimenta gracias a los folículos pilosos y por esta razón es importante llevar una alimentación adecuada. Un buen aporte de los nutrientes que son esenciales para el pelo promueve su crecimiento y puede prevenir una caída excesiva.

NUTRIENTES QUE NOS PERMITEN MANTENER EL CABELLO SANO Y FUERTE.

El pelo necesita vitaminas C, A y B, hierro, zinc, y cobre para mantenerse en las mejores condiciones, además de fibra insoluble y una buena hidratación.

Vit. C: la vitamina C es un antioxidante, que podemos encontrar en gran variedad de frutas y verduras, como naranjas, kiwi, pomelos… La vitamina C es clave en la producción de colágeno, componente importante del cabello.

Vit. A: también conocida como retinol. El retinol se encarga de evitar el secado de las glándulas sebáceas, que son las que lubrican el folículo piloso, evitando la caída del pelo. Y favorecen la oxigenación de las células del folículo. Podemos encontrarla en alimentos de origen animal como el hígado y leche, y en alimentos de origen vegetal como: zanahoria, batata, calabaza, espinacas, lechuga, brócoli, coles de Bruselas, tomate, espárragos, melón, papaya, mango….

Vit. B: es realmente un complejo formado por varias vitaminas que actúan en conjunto, para lograr que nuestro organismo tenga buena salud.

acido folicoEntre las vitaminas B hay que destacar para el correcto estado del caballo la Vit. B9, conocida como ácido fólico, que podemos encontrar en los siguientes alimentos: vegetales de hoja oscura y verde, algunos cítricos, legumbres como los frijoles y guisantes, carne, huevos y pescado. Y la biotina, también conocida como vitamina B8 o vitamina H. Podemos encontrarla en carne, pescados, avellanas y pan o cereales integrales. Estas dos vitaminas son fundamentales para las actividades metabólicas de los tejidos que tienen células de rápida multiplicación, como el cabello.

Hierro: este mineral es muy importante ya que ayuda a mantener los folículos sanos. Las fuentes principales de hierro son las carnes, pescados, mejillones, almejas.. y con menos biodisponibilidad legumbres, y algunos vegetales como espinacas, apio..

Zinc: el zinc es un nutriente esencial para el funcionamiento adecuado de muchas enzimas. Algunas fuentes vegetales de zinc son los productos de soja, las legumbres, cereales, queso y frutos secos, espárragos, higos y patatas. Lo encontramos  también en la carne y pescados.

Cobre: actúa como antioxidante y ayuda a prevenir la caída del pelo. Lo podemos encontrar en frutos secos, legumbres, vísceras y mariscos.

Fibra Insoluble: la resistencia a la insulina se ha relacionado con la calvicie masculina. La fibra insoluble, presente en los cereales integrales, regula esta resistencia. Además contiene vitamina B6 y ácido fólico por lo que es un excelente aliado para mantener nuestro pelo en el mejor estado posible.

Agua: una buena hidratación es básica para mantener nuestro cabello sano e hidratado. Se recomienda beber por lo menos 8 vasos de agua al día y evitar el consumo de refrescos y bebidas azucaradas.agua

Por todo esto, cabe concluir, que una buena alimentación y una buena hidratación, son esenciales para mantener el cabello en un estado óptimo y por lo tanto, evitar su caída excesiva.

 

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>