Categories Menu

Publicado por el may 14, 2012 en Depurar el organismo | sin comentarios

Depurar nuestro organismo

LA DEPURACIÓN
La depuración del organismo -y en particular la depuración hepática, es una de las primeras acciones que deberíamos tomar cuando nos planteamos el tratamiento de cualquier patología.
El buen estado de salud se da cuando el conjunto de actividades de los órganos y funciones corporales se realizan de forma correcta y en equilibrio siendo la ruptura del mismo lo que nos lleva a perder la salud. Por otra parte, la actividad de las células que forman nuestro organismo genera sustancias de desecho que eliminamos de forma natural cuando éstas no sobrepasan el nivel de tolerancia, algo que depende de cada individuo (edad, herencia, estado general…).


Sin embargo, hay alimentos y productos como el café, el tabaco, diversas drogas, productos tóxicos, algunos aditivos alimentarios, contaminantes de las aguas, medicamentos, etc., que dificultan las actividades celulares e incrementan la cantidad de elementos de desecho por lo que los órganos eliminadores (emuntorios) se ven desbordados e incapaces de desembarazarse de un nivel elevado de toxinas.
En suma, se puede afirmar que la salud de un individuo depende de la capacidad de su organismo para eliminar los residuos perjudiciales, tanto de origen interno como externo. Y como quiera que hoy el ser humano no suele mantener una conducta que respete las leyes naturales en cuanto a alimentación, ejercicio, hábitos de conducta, etc, llega un momento en el que comienzan a aparecer signos de que se hace necesaria una depuración. Signos que unas veces se manifiestan como una enfermedad grave y en otras en forma de síntomas generales como fatiga, caída del cabello, pérdida de apetito, uñas quebradizas, dificultad para conciliar el sueño, decaimiento, astenia y otros signos subjetivos que indican falta de energía.

ALIMENTOS QUE NOS DEPURAN EL ORGANISMO

Zumo de Naranja: una de las grandes fuentes de vitamina C cuya función principal es la de antioxidante, aunque también es muy beneficioso por su gran contenido acuoso y por la gran cantidad de fibra. Todo hace que sea el alimento ideal para depurar el organismo y reforzar el sistema inmune tan alocado por los desarreglos de las comilonas.

Agua: todos sabemos que beber líquido nos ayudará en muchos sentidos a depurar nuestro organismo, y es que el agua (o los líquidos) limpian los depósitos de sodio que aumentan la retención de líquidos de nuestro cuerpo. Beber entre 2 y 3 litros diarios harán que pierdas esos kilos de retención de más.
Gelatina: si te cuesta llegar a beber esos 2 litros de agua o líquidos que te recomendamos para depurar tu organismo siempre puede optar por las gelatinas, además de saciarte un poco más que el agua se digiere casi sin ningún esfuerzo al ser muy acuoso.
Uvas: casi todo agua (uno 80%) tienen múltiples antioxidantes que nos ayudarán a desintoxicarnos de los radicales libres del oxígeno.

Cola de caballo: tomarlas en forma de té o en cápsulas, tal y como las encontrarás en cualquier herboristería o tienda de dietética, te ayudarán a eliminar también parte de esa retención de líquidos debida a la ingesta excesiva de sal de estas comilonas

Hierbas frescas: (albahaca, el orégano, el laurel, perejil, pimienta… ) otra forma de eliminar esas posibles retenciones es cambiar la sal que echamos en las comidas por hierbas frescas y así evitar el sodio que hace que retengamos líquidos, aportando buena cantidad de micronutrientes.

Té verde: gracias a la gran cantidad de antioxidantes que posee realiza una especie de activación del metabolismo, además el té verde también tiene un gran poder diurético, con lo que es ideal para tomar tras las comidas y cenas

Alcachofa: si buscamos una hortaliza que sea depurativa por excelencia esa es sin duda la alcachofa (recordemos la famosa dieta de la alcachofa que estuvo de moda entre el mundo rosa hace unos años), ya que esa rica en insulina por tanto mejora el trabajo digestivo, elimina desechos y previene malestares generales.

Espinacas: un alimento muy rico en fibra con un importante porcentaje de agua, además no hay que olvidar su contenido en vitamina C y su gran cantidad de antioxidantes que ayuda a eliminar los radicales libres del oxígeno y también a eliminar sustancias de desecho del organismo.

Verduras en caldo: ricos en agua, también ayudan a regular el nivel electrolítico de nuestro cuerpo, así mismo rehidratan nuestro organismo y depurarlo de los excesos. Así que optan por un caldo (o una sopa) como primer plato tanto en comidas como en cenas.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>