Categories Menu

Publicado por el jul 27, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

El café saludable

Al respirar introducimos oxígeno a nuestro organismo, pero el 5% que ingresa se convierte en especies reactivas de oxígeno, entre las que se encuentren los denominados radicales libres que son compuestos que se producen de manera natural en nuestro organismo. Estos radicales son útiles para luchar contra virus y bacterias, pero en grandes cantidades son dañinos ya que la membrana de una célula está compuesta por grasas y al estar en contacto con los radicales libres inicia una reacción de oxidación en cadena.


El estrés oxidativo es la pérdida del equilibrio entre la producción de radicales libres y los sistemas de defensa antioxidantes que lleva efectos negativos para la salud. Es decir, los antioxidantes son todas aquellas sustancias capaces de bloquear el efecto perjudicial de los radicales libres. Evitan o disminuyen la oxidación de otras células.

De acuerdo a la Dra. Ruth Pedroza Islas, Catedrática de la carrera de Ingeniería de Alimentos en la Universidad Iberoamericana, cuando el café se consume por la mañana, el primer beneficio que aporta es el ayudar a elevar el estado de alerta para despertar, esto por su contenido natural de cafeína, la cual actúa en el sistema nervioso central; ésta mejora la concentración y activa el movimiento. En sí, la única recomendación es no hervir el café, ya que se extraen compuestos que favorecen la producción de colesterol.

El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo y actualmente una de las más estudiadas por los científicos, dados los beneficios que puede aportar a la salud. Además, es la bebida más popular en el mundo después del agua, con más de 400 billones de tazas consumidas al año. Aunque en nuestro país la cifra es pobre.

El café ocupa el sexto lugar entre los 50 principales alimentos que contienen antioxidantes, después de los berries y alcachofas. “Los antioxidantes del café son la cafeína, que se puede absorberse rápidamente en el estómago y distribuirse en todos los tejidos y tiene actividad inhibitoria sobre la formación de tumores; el cafestol y kahweol que inducen la producción de sales biliares e incrementan el movimiento intestinal, evitando que se acumulen compuestos de putrefacción y además estimulan la activación del sistema que tiene el cuerpo humano, para desintoxicarse de sustancias que pueden producir cáncer; el ácido clorogénico y el ácido cafeico”, comentó.

Además de ser un alimento antioxidante se ha comprobado que tiene efectos positivos en otras enfermedades. A partir de un estudio hecho entre 14, 593 mujeres que consumían más de 5 tazas de café al día. Se vio que había un 50% de menos riesgo de desarrollar cáncer de mama y en las mujeres premenopáusicas con 4 tazas de café al día también disminuía el riesgo. También se observó que el cafestol y kahweol del café inducen a la excreción de sales biliares y movilidad. La cafeína inhibe el crecimiento de células cancerosas. Y tomando 2 tazas de café al día (aún siendo descafeinado) tenemos un 48% de menos riesgo de padecer cáncer de colon.

Además, diversos estudios han demostrado que a mayor consumo de café, menos riesgo de padecer diabetes. Según casos estudiados en EU, Finlandia y los Países Bajos, el café inhibe la absorción de la glucosa, reduce la resistencia a la insulina, y mejora la condición de quien ya tiene diabetes.

La flora benéfica es la Bifidobacterium spp esos microorganismos que son los primeros que colonizan el intestino cuando somos bebés, por el consumo de leche de un lactante. Al consumir otros alimentos va cambiando esta flora. En un estudio de personas que tomaron 3 tazas de café al día durante 3 días, se vio que creció esta flora intestinal benéfica.

También se han comprobado otros beneficios del café en el organismo como por ejemplo, se ha visto que tomar de 1 a 2 tazas de café previo al ejercicio, se incrementa el rendimiento físico. Tomando café hay una mejoría en la concentración en la memoria. Tiene una acción analgésica ya que aumenta la producción de dopamina y endorfinas y favorece que el organismo utilice la grasa acumulada en el abdomen como combustible, primero que el glucógeno.

La catedrática de la UIA comentó que uno de los grandes mitos que existen y que se le han atribuido al café es que produce gastritis, lo cual es completamente falso. “El café de ninguna manera es causante de gastritis. Con frecuencia es producida por una infección causada por la bacteria helycobacter pylori, pero la etiología tanto de gastritis crónica como aguda, se asocia a un incremento en la secreción ácida del estómago. Otras causas incluyen el consumo excesivo de alcohol y otras transgresiones dietéticas, las intoxicaciones de origen alimentario, el tabaco, el estrés, el uso prolongado de ciertos medicamentos o el abuso en la toma de aspirinas” comentó. Además, existen otros mitos, se cree que el café crea adicción, que descalcifica los huesos y que es dañino para los niños en edad escolar.

La Dra. Carla Zamora, Catedrática de la Universidad Autónoma Metropolitana, comentó que el dafé forma parte importante en la sociedad, no sólo porque es la segunda bebida más consumida en el mundo, sino también por la derrama económica que deja a los cafeticultores del país. “Consumir café mexicano, abre una ventana de oportunidad para el florecimiento de la vida en el campo y la ciudad”, precisó.

Rodolfo Trampe Taubert, Coordinador Ejecutivo de AMECAFÉ, comentó que nuestro café es uno de los mejores del mundo, y que a través de sistemas de evaluación de calidad, México será capaz de proyectarse positivamente en el mundo como país productor de café. “Actualmente la cadena productiva del café enfrenta un área de oportunidad con un mercado en crecimiento y mediante la evaluación y certificación de calidades, lo que nos permite conocer mejor nuestra oferta y detectar cuáles son las prácticas que llevarán a corregir cualquier amenaza a la calidad del producto. Con esto llevaremos este café a nuevos mercados”, finalizó.

A nivel mundial, México ocupa el sexto lugar como productor de café. El consumo promedio per cápita es de 1.2 kg, en comparación con Noruega que es de 10kg por persona al año. En promedio, la producción nacional del grano alcanza en promedio los 4.3 millones de sacos por ciclo cafetalero, de los cuales el 62 por ciento se destina a la exportación, generando ingresos en divisas por aproximadamente 900 millones de dólares anualmente.

La producción de café en el país se concentra en los estados de Chiapas, Veracruz, Puebla y Oaxaca con 90 por ciento de la producción. De la producción total, 85% son granos arábigos procesados con beneficio húmedo; 12 por ciento son arábigos naturales, y el 3 por ciento restante corresponde a la calidad robusta.

Fuente: AMECAFÉ

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>