Categories Menu

Publicado por el sep 30, 2014 en Coaching Nutricional-Bienestar emocional, novaLine | sin comentarios

El coaching y nuestro trabajo (una experiencia personal)

Por Azucena Sampedro

Azucena Sampedro

El primer artículo que escribí sobre coaching fue un trabajo en el que necesité documentarme y buscar información en distintas fuentes, intenté escribirlo de forma didáctica y sencilla,  pero en el fondo se basó en intentar dar a conocer como íbamos a trabajar a partir de entonces. Por eso, éste quiero enfocarlo de una forma personal sobre cómo estos cambios que hemos realizado en nuestro método sí que han cambiado mi forma de afrontar el día a día en el trabajo y tengo que decir que para bien.

Parece mentira pero ya hace casi tres años que introdujimos el coaching en el método novaLine: al principio creo que daba un poco de miedo, “salir de nuestra zona de confort”, tenía dudas y, cómo no, inseguridad ante mi capacidad para adaptarme. Eran muchos años trabajando de una forma y realmente estaba un poco intranquila. Desarrollamos nuestra labor en un área muy denostada a muchos niveles,  incluso por miembros del propio campo en el que nos movemos.

Ahora puedo decir que esos miedos, inseguridades y demás estaban totalmente injustificados: el cambio ha sido para mejor. Pero, volviendo la vista hacia atrás, puedo valorar realmente cómo me sentía y por qué: conocía muchos de los términos (escucha activa, feed-back, rapport..), ¿pero aplicarlos a un método de control de peso?, ¿utilizar herramientas con los clientes (balanza, rueda, monstruo,..)?, ¿sería capaz de concienciar y crear un compromiso de trabajo juntos en el que ambos debíamos cambiar de papel, pasar a ser los dos parte activa del proceso? Pues debo decir que la respuesta a todas estas preguntas es la misma: por supuesto que sí. No solo soy capaz sino que gracias a los cursos de formación, la ayuda del equipo novaLine, la intranet… me siento satisfecha y cómoda en el desarrollo de mi trabajo y me resulta plenamente gratificante.

Es cierto que muchas de las cosas que ahora hacemos ya las hacíamos antes, pero al ponerles nombre y método tienen más sentido. Nos poníamos en lugar del cliente y, sin saberlo, utilizábamos la “empatía”, les prestábamos atención  y, sin saberlo, utilizábamos la “escucha activa”, les poníamos ejemplos y, sin saberlo, utilizábamos “metáforas”… y así un montón de situaciones más.

El título de este artículo habla del coaching y nuestro trabajo, pero es ante todo mi experiencia personal sobre cómo al introducir estos cambios y afrontar mis miedos he conseguido salir de una situación laboral rutinaria… Ahora es mi trabajo y me gusta, ¿qué digo?, ¡me encanta! Gracias a estos cambios que hemos ido realizando y los que nos quedan,siento que mi trabajo tiene un valor añadido de cara a los clientes: puedo llevar a cabo mi labor de forma muy profesional, pero distinta al resto de terapias de control de peso.

Las autoevaluaciones me han enseñado a ser más crítica conmigo misma, analizando las áreas en las que puedo mejorar, a reconocer los errores pero también lo que hago bien.

Esta es mi experiencia personal: el introducir el coaching en el método de control de peso novaLine me ha ayudado a sentirme más realizada en mi trabajo y en mi vida.

Campaña método novaLine 2014 de peso saludable

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>