Categories Menu

Publicado por el feb 21, 2013 en Recetas | sin comentarios

EL KEFIR DE AGUA

El Kéfir es una estructura polisacárida donde conviven en simbiosis diversos microorganismos. Aunque se ha comparado con el yogurt, la microflora del Kéfir es mucho más compleja. Las bebidas que se obtienen tienen propiedades curativas. Hay tres tipos de Kéfir, el de leche, el de agua y el de té. Del primero, el Kéfir de leche, se obtiene una especie de yogurt, del segundo, una bebida parecida a una limonada con gas, y del tercero, una bebida de hierbas. La mayoría de gente conoce más el Kéfir de leche. En realidad, los tres tipos son el mismo Kéfir, con la misma microflora, pero adaptados a medios distintos.

 

 

El kéfir de agua es una bebida muy saludable que se obtiene de la fermentación de varios ingredientes. Sabe como a una limonada pero con gas.
Su ventaja respecto al kéfir de leche es que pueden tomarlo los alérgicos a la leche o aquellas que no pueden o no quieren tomarla

 

Propiedades del kéfir de agua

  • El kéfir de agua puede ayudarnos en la mayoría de las enfermedades ya que tiene un efecto, digestivo, diurético y muy depurativo a nivel intestinal.
  • Es muy conveniente cuando estamos sin apetito o convalecientes de alguna enfermedad.
  • Favorece la eliminación de gases intestinales y digestiones lentas ya que elimina las putrefacciones intestinales.
  • Puede sernos muy útil en los problemas de piel ya que muchos son un indicativo de toxinas.
  • Con un consumo regular actúa como regenerador de la flora intestinal y refuerza el sistema inmunitario.
  • Muchas personas han observado como les regula el estreñimiento si lo dejan sólo 24 horas. Por lo general 48 horas acostumbra a ser el tiempo idóneo para regular la mayoría de las funciones.
  • Por supuesto si nos ayuda a normalizar muchas funciones puede sernos de gran ayuda para controlar el exceso de peso.

    Recordemos, eso si, que no hay ningún alimento ni producto milagro y que sólo cuidarnos de un modo más amplio (dieta, ejercicio, relajación) es la clave para conseguir grandes resultados.

 

Preparación:

En una jarra grande de boca ancha pondremos:

- 3 cucharadas de gránulos de kéfir (Para que sea más cómodo manejar los gránulos, podemos colocarlos en una gasa y hacer una muñequilla, amarrándolo con un hilo, así no tendremos que colarlos y para limpiarlos sólo habrá que ponerlos debajo del chorro suave del grifo).

-50 grs. de azúcar moreno. O también se puede sustituir por miel de abeja, miel negra o melaza de caña. Para que lo puedan tomar los diabéticos, en vez de los anteriores ingredientes, se puede poner fructosa (azúcar de frutas) o edulcorante de Stevia rebaudiana (planta que hace descender los niveles de azúcar y tiene gran poder edulcorante).

-1 ó 2 higos secos u otra fruta como dátiles o albaricoques secos.

-1/2 limón pequeño bien lavado.

Llenar con 1 litro de agua y remover. Después de 24 horas remover de nuevo.

Tiempo de fermentación:

Se deja fermentar como mínimo 2 días y como máximo 3.

 
Atención: El ácido carbónico aumenta cada día, por lo que no debe taparse el recipiente herméticamente, ya que podría estallar.

Colar el líquido que estará listo para su consumo.

Lavar bien los gránulos de Kéfir bajo el agua del grifo, cambiar de recipiente y proceder como al principio.

Los gránulos de Kéfir se reproducen bastante, por lo que se aconseja dar los que sobran a un amigo, o llevarlos a alguna herboristería u otro centro que se dedique a hacer de intermediario, ya que son muy difíciles de conseguir.

La bebida de Kéfir sabe mejor fría, por lo que es muy recomendable en los calurosos días de verano.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>