Categories Menu

Publicado por el jun 17, 2016 en Embarazo | sin comentarios

EMBARAZO Y TOXOPLASMOSIS

EMBARAZO Y TOXOPLASMOSIS

Aunque la probabilidad de infectarse con toxoplasma gondii durante el embarazo, si no lo has hecho en toda tu vida, es muy pequeña, las graves consecuencias que puede tener esto para tu bebé, hace que sea importante tomar medidas para prevenir el contagio durante el embarazo. Aquí tienes información que puede ser de gran ayuda.

La TOXOPLASMOSIS es una enfermedad infecciosa ocasionada por el protozoo Toxoplasma gondii un parásito intracelular obligado. Se considera la enfermedad como una zoonosis ,es decir, que de modo habitual, se transmite desde los animales a los seres humanos, a través de diferentes vías de contagio, siendo los hospedadores definitivos el gato y otras seis especies de felinos.

TOXOPLASMOSISLa toxoplasmosis está presente en todo el mundo. El porcentaje de adultos que han pasado la enfermedad a lo largo de su vida es muy elevado, en torno al 50 %, dependiendo de la región, los hábitos higiénicos y las condiciones sanitarias.

En la mayoría de los casos, apenas aparecen síntomas o estos son leves, por lo cual la población generalmente no es consciente de haber padecido la infección, que solo se puede comprobar mediante un análisis de sangre que demuestre positividad para anticuerpos específicos de tipo IgG o Ig M.

Pero durante el embarazo esta enfermedad puede ser peligrosa ya que, en ocasiones, el parásito puede infectar la placenta y al bebé, llegando incluso a provocar su muerte.

La posibilidad de que tu bebé contraiga la infección aumenta a medida que tu embarazo avanza. Si te infectas con toxoplasmosis durante el primer trimestre, el riesgo de que tu bebé también se infecte es de aproximadamente el 15 por ciento. El riesgo aumenta a alrededor del 30 por ciento si contraes la infección durante el segundo trimestre y al 60 por ciento durante el tercero.

Sin embargo, aunque el índice de transmisión de la infección es mayor en las últimas etapas del embarazo, la toxoplasmosis tiene más posibilidades de ser más grave para tu bebé, si este se infecta durante el primer trimestre del embarazo.

CICLO DE VIDA DE LA TOXOPLASMOSIS

CICLO DE VIDA

El gato es el huésped definitivo, donde el parásito se reproduce. Se infectan al consumir roedores y aves, que son huéspedes intermediarios, que contienen quistes.

En el intestino de los felinos se reproduce y producirá ooquistes. Estos ooquistes se eliminan por heces. Cuando éstos esporulan (entre 4ºCy 37ºC) se vuelven infecciosos, pudiéndose infectar otros animales por su ingestión. Los animales contagiados sufrirán quistes tisulares. Los ooquistes pueden mantenerse infecciosos durante mucho tiempo en la tierra húmeda (un año).

Los humanos sufren la transmisión del parásito fundamentalmente por vía oral a través de la ingesta de carnes, verduras, el agua, huevos, leche, u otros alimentos contaminados por ooquistes o que contienen quistes tisulares. Hasta un 25 % de las muestras de carnes de cordero y cerdo presentan ooquistes, siendo menos frecuentes en la carne de vaca. Los gatos, sobre todo si se manipulan sus excreciones, pueden infectar, al ingerir los ooquistes por las manos contaminadas.

TOXOPLASMOSIS CONGENITA

La TOXOPLASMOSIS CONGÉNITA es la infección fetal por trasmisión transplacentaria del parásito Toxiplasma gondii en el transcurso del embarazo.

 

 

Las principales manifestaciones varían dependiendo en qué trimestre del embarazo se adquiera el parásito.

• 1.er trimestre: muy probablemente la muerte fetal intrauterino.

• 2.º trimestre: el bebé nace con malformaciones.

• 3.er trimestre: secuelas, afecciones graves del sistema nervioso central, hidrocefalia, epilepsia, ceguera, esquizofrenia, retraso mental…

La toxoplasmosis en embarazadas es rara vez sintomática pero puede provocar: linfadenopatía, fiebre, malestar general, entre otras.

En las mujeres gestantes un tratamiento farmacológico temprano puede disminuir el riesgo de infección fetal o puede reducir la gravedad de la enfermedad si ya se ha transmitido la afección al feto. Los niños con toxoplasmosis congénita, que presentan síntomas, deben recibir tratamiento con pirimetamina, sulfadiacina y ácido folínico.

PREVENCION:

Gatos:

*Las embarazadas deben evitar el contacto con los gatos y con los materiales que puedan estar en contacto con sus heces. Si no es posible debe utilizar guantes.

Carne:

*No ingerir carne cruda o poco cocinada.

*Utilizar guantes cuando de manipule carne cruda, o lavarse las manos después de hacerlo.

*Evitar durante la manipulación de la carne cruda el contacto de las manos con la mucosa de la boca o los ojos.

*Mantener perfectamente limpios los utensilios que se utilicen para preparar la carne.

Vegetales:

*Usar guantes siempre que se tenga contacto con tierra , en el campo, huerto, jardín, etc.

*Lavar muy bien las verduras y las frutas que se consuman crudas.

*Utilizar guantes para manipular verduras y frutas o lavarse las manos después de hacerlo.

*Evitar el contacto con la mucosa de la boca o con los ojos durante la manipulación de frutas y verduras frescas.

 

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>