Categories Menu

Publicado por el jul 3, 2012 en Otros artículos de interés | 1 comment

Ensaladas inteligentes: ligeras, détox, bronceadoras…

En verano son el plato estrella, pero pueden ser mucho más que eso: auténticos tratamientos de belleza comestibles. Aquí tienes ideas para prepararlas e ingredientes que te ayudarán a  convertirlas en el mejor aliado de tu línea, tu piel y tu salud. ¡Bon appetit!

Son imprescindibles como entrante o acompañamiento en cualquier época del año, pero en verano se convierten en las protagonistas absolutas ya que nos apetece comer cosas más ligeras y frescas.

Así que aprovecha que te apetece comer verde para preparar ensaladas inteligentes, es decir, con un plus para tu línea, tu salud y tu belleza. Además, cocinar te resultará mucho más fácil si sólo tienes que preparar un plato y además frío y con alimentos frescos. Toma nota de las recetas y consejos que te damos para llenarte de vitaminas y energía restando calorías a tu dieta.

Tomate y mozzarella: muy ligera

Esta ensalada, clásica de la cocina italina, es perfecta para hacer una comida muy ligera o una cena, ya que te aporta tanto antioxidantes tan valiosos como el licopeno (presente en el tomate), como proteínas, necesarias para tus músculos y que te saciarán el apetito. Una ensalada perfecta para quienes estén siguiendo una dieta proteínica y si quieres perder algo de peso a base de cenar ligero.

Ingredientes. Un tomate de ensalada grande bien maduro o tipo raf. Mozzarella de Bufala (no es lo mismo con otro queso), un chorrito de aceite de oliva virgen, sal, pimienta y vinagre de Módena.

 

De brotes: súper antioxidante

Cuantos más colores haya en tu ensalada, más antioxidante y vitamínica será, así que procura hacerla con diferentes vegetales frescos. Los brotes añaden aún más sustancias antioxidantes, pero lo ideal es que sean frescos, no de bote (si es así, procura lavarlos para quitarles el azúcar añadido y los conservantes). Para que sea un plato completo tienes que añadirle una fuente saludable de proteínas, como huevo duro, atún al natural, salmón, pollo, queso, gambas, tofu. Un toque de frutos secos la hará aún más saludable y energética.

Ingredientes. Hojas de lechuga variadas, canónigos, tiras de pimiento verde y rojo, brotes de alfalfa y soja, palmitos, zanahoria rallada, remolacha cocida, taquitos de queso de cabra semicurado, gambas o palitos de cangrejo y pipas de girasol en crudo.

Betacarotenos: bronceado en tu mesa

Según los expertos, una dieta rica en este tipo de sustancias no sólo favorece un bronceado bonito sino que ayuda a ponerse moreno con poco sol. Así que la ensalada que te proponemos debe contener el mayor número de hortalizas de color rojo y anaranjado, las más ricas en betacarotenos y otros antioxidantes precursores del bronceado y protectores de la piel.

Ingredientes. Tomate, pimiento rojo, remolacha, zanahoria, rábanos, calabaza, que puedes combinar con frutos secos, queso fresco, salmón, gambas u otras fuentes de proteínas saludables. Puedes aliñarla con una vinagreta con mostaza y una cucharadita de miel.

Pasta y salmón, ¿tienes hambre?

Esos días en los que tienes mucha hambre o ha gastado muchas energías una ensalada puede resultarte poco, pero no si la haces de pasta y añades proteínas, lo que bajará el índice glucémico de todo el plato, sobre todo si la escoges integral. Hemos escogido el salmón como  fuente de proteínas ya que sus grasas son cardiosaludables y además nutren la piel desde dentro, ayudándote a mantenerla elástica frente a los estragos del sol.

Ingredientes. Macarrones, espirales o lacitos integrales, queso fresco, salmón ahumado en tiras (procura que no tenga azúcar añadido), vinagreta de miel o yogur (puedes servirlo con las dos en cuencos separados). Antes de tomar, déjala enfriar en la nevera para que la pasta coja bien el sabor.

Ingredientes estrella

Por su gran cantidad de propiedades y escasas, incorporar algas a tus ensaladas es una gran idea, sobre todo en verano, cuan do necesitas un aporte extra de vitaminas y minerales. Espolvorear salvado de avena y utilizar frutos secos naturales y brotes frescos te supondrá un plus antiaging. Al menos un par de días a la semana, sobre todo al medio día y como plato único,  prepara tu ensalada con legumbres cocidas. Si quieres mantener las calorías a raya, que tus aliños sean lo más sencillos posibles: aceite de oliva, limón, hierbas aromáticas, etc.

Con aguacate, cardiosaludable

Junto con el aceite de oliva y los frutos, secos, el aguacate tiene una de las grasas vegetales más saludables que existen, ya que es insaturada y de alta calidad. Esto significa que es beneficiosa para tu corazón, que te ayuda a controlar el colesterol y que además protege tu piel. Además, el aguacate combina con cualquier tipo de vegetales e ingredientes, sobre todo conservas.

Ingredientes. Un aguacate grande cortado en trocitos (añádele unas gotas de limón para que no se oxide), palmitos, aceitunas, tomate y gambas o anchoas. Procura aliñar con poco aceite para no disparar las calorías. En lugar de vinagre puedes utilizar limón y hierbas aromáticas en lugar de sal.

Con quinoa, energía extra

Las ensaladas de pasta, arroz o granos son perfectas cuando vamos a hacer esfuerzos físicos y necesitamos un plus de energía. Pueden ser perfectas para los días de gym o si vas a pasar un largo día en la playa. Para esta hemos elegido la quinoa, un cereal súper digestivo, con un bajo índice glucémico, una gran cantidad de fibras y proteínas y muchas propiedades beneficiosas para el organismo. Si te resulta más fácil o no la encuentras, puedes sustituir la quinoa por cous cous.

Ingredientes. Quinoa cocida (después de haberla lavado bien), tomate, pimiento, pepino, cebolleta , cilantro, pasas y nueces, todo picado pequeño. Aliña con aceite de oliva, sal y vinagre de manzana. También puedes añadir huevo duro.

De espinacas, súper vitamínica

Las verduras de hoja verde son imprescindibles en cualquier dieta por su alto contenido en vitaminas del grupo B, especialmente si estás embarazada o pensando en quedarte. Además, las espinacas te aportan una importante cantidad de hierro, algo básico para cualquier mujer.

Ingredientes. Una bolsa de hojas de espinacas frescas, rúcula, rabanitos y huevo duro. Aliña con una vinagreta con un toque de mostaza y miel. Las espinacas también son perfectas para combinar con pollo asado, salmón, anchoas, jamón ibérico o de pato y frutos secos, además de con cualquier otra verdura de hoja verde.

¿Prefieres bebértelas?

Si quieres aportarle un extra de vitaminas y protección a tu piel, tómate cada día un “zumo verde” a base de zanahoria, tomate, espinacas, brócoli o acelgas. ¿Mejor con fruta? Entonces bate un melocotón, un albaricoque, un trozo de papaya, otro de mango, el zumo de una naranja y añade hielo.

¿Huevos con patatas?

Sí, pero en ensalada, mucho más refrescante y mucho más sano. Esta ensalada es perfecta para toda la familia, sobre todo si tienes niños y necesitan mucha energía extra. Para ti también resultará un plato ligero, ya que todo será cocido. El toque original lo pone el aliño al pesto.

Ingredientes. Patatas cocidas y huevos cocidos, todo cortado en rodajas. Prepara un aliño a base de albahaca triturada, queso parmesano (opcional), piñones, un ajo, aceite de oliva y una pizca de sal. Sírvelo a temperatura ambiente.

Fuente: terra.es

1 Comment

Trackbacks/Pingbacks

  1. LA QUINOA | Método Nova Line - […] http://metodonovaline.com/ensaladas-inteligentes-ligeras-detox-bronceadoras/ […]

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>