Categories Menu

Publicado por el abr 17, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

¿Estamos intoxicados?

La intoxicación se produce por sustancias dañinas denominadas toxinas.

¿ QUÉ ES UNA TOXINA ?

Sustancia  o elemento perjudicial para el organismo. En el mundo que nos rodea existen numerosas toxinas: en el aire (hablamos de polución), en los alimentos y en el agua…, y en nuestro propio organismo, ya que las toxinas se producen como productos secundarios del metabolismo, valgan como ejemplo la urea, la creatinina o el amoniaco, sustancias que si se acumulan pueden llegar a producir un grave problema crónico e incluso enfermedades agudas.

¿ QUÉ SIGNIFICA DETOXIFICACIÓN?

En terapéutica (parte de la medicina que enseña los preceptos y remedios para el tratamiento de las enfermedades), DETOXIFICACIÓN es el proceso de eliminación de sustancia tóxicas

Nuestro organismo, al igual que el de otros seres vivos, tiene la capacidadde eliminar toxinas mediante una serie de sistemas de detoxificación. Los principales órganos de estos sistemas son el hígado, los riñones, el intestino y la piel. Algunas toxinas se eliminan directamente a través de uno de estos órganos, pero la mayoría deben ser procesadas por el hígado para su posterior eliminación.

El hígado es el laboratorio del organismo. Las células hepáticas (llamadas hepatocitos) filtran y transforman los productos químicos y las toxinas de la sangre, independientemente de si se originan en el exterior o en el interior del cuerpo.

El hígado también produce bilis en la que se descargan colesterol y toxinas solubles en grasas. La bilis sirve como vehículo de eliminación de las toxinas del hígado al intestino delgado, en donde una parte importante de las toxinas es atrapada por la fibra de la dieta y eliminada a través de las heces. Una dieta pobre en fibra permite la reabsorción de las toxinas a la sangre y, por lo tanto, la aparición de problemas de salud: dermatitis, dolor de cabeza, reagudización de enfermedades crónicas, incluso cáncer.

 NEUTRALIZA LAS TOXINAS DE TU ORGANISMO

No es tan difícil, sólo hay que seguir unas reglas básicas:

Dieta: La mejor fuente de elementos de detoxificación se encuentra en una dieta de alta calidad, que es la vía para un sistema digestivo saludable. La dieta debe ser rica en alimentos frescos y pobre en alimentos procesados. El uso de CARBÓN ACTIVADO Y ÁCIDOS GRASOS POLIINSATURADOS evita la reabsorción secundaria de toxinas a través del tracto gastrointestinal.

 Complementos alimenticios: toda persona en un programa de detoxificación debe utilizar suplementos, especialmente para la protección del hígado ante los radicales libres inducidos por las toxinas: VITAMINA C, que actúa como antioxidante estimulando la transformación de colesterol a ácidos biliares; también puede aumentar los valores de glutation. El glutation, que se sintetiza naturalmente por el hígado, es un elemento clave en el metabolismo de las toxinas y la prevención de lesiones celulares oxidativas; VITAMINA E, antioxidante que previene la formación de radicales libres; MAGNESIO, el envejecimiento y el estrés aumentan las necesidades de este nutriente; SELENIO, elemento esencial para la actividad de la enzima glutation peroxidasa,  PROTECTORES DE LOS HEPATOCITOS, como CARDO MARIANO: la silimarina, el componente activo del cardo mariano, antioxidante que destruye radicales libres e inhibe la peroxidación lipídica protegiendo a las células del envejecimiento. La silimarina estimula la regeneración del hígado ya que aumenta la síntesis de proteínas de los ribosomas. También hay indicios de que el cardo mariano protege frente a lesiones renales, especialmente por fármacos nefrotóxicos.

ESTIMULANTES DEL FLUJO BILIAR, como la ALCACHOFERA que contiene cinarina, ácido clorogénico, ácido cafeico, cuyo efecto demostrado es aumentar el flujo de la bilis, favoreciendo por lo tanto la eliminación de toxinas por el intestino; DESMODIUM, protector y regenerador del hepatocito y estimula el flujo biliar.

Podemos concluir que en el proceso de detoxificación es necesaria una cuidadosa atención a cada uno de los cuatro elementos de eliminación principales (bilis, orina, intestinos y sudor), prestando especial atención a esa gran víscera que es el hígado por sus importantísimas funciones. También es fundamental la alimentación del organismo con nutrientes que favorezcan dicha detoxificación.

La detoxificación adecuada puede lograrse, por tanto, utilizando y combinando estos factores:

En primer lugar es necesario un tubo digestivo saludable con una dieta adecuada y abundante agua.

Ejercicio físico adecuado a cada persona y a su condición, nos ayudará a eliminar toxinas a través del sudor.

PROTECTORES HEPÁTICOS combinados con POTENCIADORES DE LA EXCRECIÓN DE LA BILIS Y DE LA ORINA.

Por último, es indispensable la instauración de un estilo de vida saludable para evitar una posterior acumulación de toxinas.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>