Categories Menu

Publicado por el may 19, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

Estrés y obesidad

El estrés es un mecanismo necesario para mantener la vida física y emocional, pero demasiado estrés o durante mucho tiempo puede producir agotamiento físico y psíquico o enfermedad. El estrés puede manifestarse con síntomas en cualquier órgano o sistema del cuerpo, destacando en principio síntomas como:

*Dolores y tensión muscular

*Migrañas

*Asma

*Alteraciones de la piel.

*Ansiedad y depresión

*Irritabilidad

*Insomnio.

La influencia del estrés en el aumento de peso es algo verificado, ya que cuando tenemos un ritmo de trabajo exigente, demasiadas cosas en qué pensar, problemas familiares o en nuestras relaciones, ansiedad aumentan. Hay personas que calman la ansiedad mediante la ingesta de alimentos de forma compulsiva, por lo que es importante tener en cuenta los aspectos psicológicos que repercuten en el sobrepeso.De alguna forma, el alimento es una manera y una forma de refugiarnos en algo seguro, ya que es lo que nos mantuvo vivos cuando comenzamos a vivir y durante toda la vida. Además, nuestros padres o quienes nos criaron tuvieron el rol de alimentarnos y de alguna manera, nuestra mente tiene registros de esto, por lo que el alimento representa lo materno y lo protector en nuestro imaginario o significantes. De allí que la influencia del estrés en el aumento de peso se da de forma frecuente.

Por tal motivo :

  • Si bien comer es una solución para calmar la ansiedad, también es una forma de engordar.
  • Los índices de obesidad y sobrepeso están íntimamente ligados a los mayores niveles de estrés, que vivimos en nuestra sociedad actual.
  • Está comprobado mediante estudios epidemiológicos, que la influencia del estrés en el aumento de peso es un hecho.
  • Esto quiere decir que hay una evidencia de la relación entre el estrés, el apetito y el aumento de peso.
  • El estrés es un estado emocional que si bien es psicológico, tiene relación íntima con lo biológico y esta relación se produce al repercutir en la química del organismo.
  • Esto significa que al estresarnos nuestro organismo produce sustancias químicas que pueden determinar lo que vamos a comer y la forma de almacenar la grasa en el cuerpo.
  • Es por ello que como solución a la influencia del estrés en el aumento de peso se propone el control de este estado estresante. Esto se realiza por medio de tratamientos como la consulta psicológica, acompañada de tratamientos dietarios nutritivos.
  • Si no nos apetece consultar con un psicólogo pues es bueno conversar con alguien de confianza, salir de casa, tomar aire puro, en fin, intentar despejar nuestra mente de los problemas y así evitar que los aspectos psicológicos repercutan en el sobrepeso.
  • Debemos mantener una alimentación equilibrada y comer con regularidad, ya que no comer produce ansiedad.
  • Es conveniente evitar bebidas excitantes de cola, té, alcohol y tabaco.
  • Consumir alimentos ricos en vitaminas del grupo B, magnesio y zinc, vegetales de hoja verde, patatas, germen de trigo, levadura de cerveza, frutos secos, yema de huevo y mariscos, frutas ricas en vitamina C e hidratos de carbono complejos como legumbres, cereales integrales, pan, avena, arroz.

 

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>