Categories Menu

Publicado por el may 8, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

Interacción entre alimento y medicamento

 

  • Podemos encontrarnos dos casos de interacción:
  • Los medicamentos interfieren en la absorción o la utilización de los nutrientes de los alimentos.
  • Como ejemplo son las posibles deficiencias en ciertas vitaminas y otros nutrientes por abuso de laxantes, que estimulan la rápida evacuación intestinal, con lo que se impide la total absorción de diversos nutrientes.

Tenemos el caso de la vitamina D, sus valores en sangre se ven peligrosamente reducidos por la actuación de medicamentos como el fenobarbital (barbitúrico)) o la difenilhidantoína al favorecer su actividad. Dichos fármacos se utilizan en el tratamiento de enfermos con epilepsia, lo que ha provocado la aparición de numerosos casos de raquitismo en niños con esta patología .

  • El magnesio se ve afectado negativamente por diuréticos como las tiazidas y la furosemida, el etanol y los antibióticos aminoglucósidos.
  • El potasio disminuye por la intervención de algunos diuréticos, laxantes (favorecen la evacuación intestinal), alcohol, corticoides y penicilina
  • Los alimentos son los que interfieren  sobre la absorción o los efectos de los medicamentos.
  • Tenemos especialmente la interacción del alcohol (y, por tanto, de toda bebida alcohólica) con muchos medicamentos, en especial con la mayoría de los que actúan sobre el sistema nervioso; de hecho, el alcohol etílico interacciona con una gran parte de los medicamentos más recetados (analgésicos, anticoagulantes, antihipertensivos, antihistamínicos…).
  • El brócoli, la espinaca y otras verduras de hoja ricas en vitamina k, si son consumidas en gran cantidad y con frecuencia, pueden oponerse a la acción de medicamentos anticoagulantes.
  • Los alimentos y bebidas cafeinados no se pueden consumir simultáneamente con teofilina (usada habitualmente contra el asma) pues causan una pronunciada excitabilidad nerviosa.
  • Los quesos parmesano, brie, cheddar y Roquefort, las habas, el chucrut, algunas cervezas, el vino tinto, las paltas muy maduras, y los salamines picantes, no deben consumirse si se toman antidepresivos relacionados con la monoaminooxidasa (MAO)

¿Sabías que determinados medicamentos deben tomarse sólo con agua, otros nunca deben mezclarse con leche o derivados lácteos y algunos tienen que ingerirse junto con la comida y hasta es preferible tomar otros en ayunas o con el estómago vacío?

  • La leche y sus derivados (yogur, cuajada, queso, helados de leche) afectan al aprovechamiento de ciertos medicamentos. Es el caso de determinados antibióticos,  por ejemplo, las tetraciclinas, antibióticos de amplio espectro que actúan principalmente frente a infecciones bacterianas. Dichos medicamentos también forman complejos con otros minerales como el hierro y el magnesio, además del calcio, e interfieren con el efecto del antibiótico, haciéndolo menos eficaz. Por esta razón, tampoco es aconsejable tomar este tipo de medicamentos junto con suplementos dietéticos de hierro, con suplementos de vitaminas y minerales que lleven estos nutrientes o con laxantes que contengan magnesio. Para que resulte efectivo se aconseja tomar los alimentos que contengan estos nutrientes al menos dos horas antes o dos horas después a la toma del antibiótico.

También se ha constatado que el calcio, tomado en suplementos o como parte de los alimentos ricos en dicho mineral, inhibe la absorción del hierro si ambos se ingieren conjuntamente. Es por este motivo que, en caso de anemia, se recomienda ingerir el suplemento de hierro en ayunas y no durante el desayuno si se toma leche o derivados.

  •  El zumo de naranja es un alimento rico en vitamina C, nutriente que aumenta la absorción del hierro de los complementos médicos para el tratamiento de la anemia, como el sulfato ferroso. El objetivo es tomar conjuntamente el hierro con alimentos ricos en vitamina C, que bien puede ser zumo de naranja en ayunas, kiwi, mandarinas o agua con zumo de limón. De esta manera se garantiza que las reservas de hierro del organismo se repongan más rápidamente.
  • Por el contrario, el té negro contiene taninos, y en mayor cantidad cuanto más se deja reposar la infusión. Los taninos forman complejos con el hierro impidiendo su absorción, por lo que es totalmente desaconsejable tomar un té justo después de haber tomado el suplemento de hierro.
  • OJO en el caso del zumo de pomelo, para el cual desaconsejan tajantemente tomarlo como acompañamiento de numerosos medicamentos, desde antihistamínicos hasta ciertos antihipertensivos (antagonistas del calcio) e hipocolesterolemiantes.identificaron los componentes químicos del zumo de pomelo responsables de la interacción y los efectos secundarios con diversos fármacos. Los componentes del pomelo responsables de la interacción con diversos fármacos se denominan furanocoumarinos, y actúan para favorecer una mayor absorción de ciertos medicamentos en el organismo al neutralizar la enzima que los destruye a nivel intestinal. Así se explica el malestar provocado por los efectos secundarios de una mayor dosis de medicamento que circula por la sangre.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>