Categories Menu

Publicado por el nov 9, 2017 en Menopausia |

LA MENOPAUSIA EN MUJERES OBESAS

obesa con menopausia

Una nueva investigación sugiere, que las mujeres que tienen un exceso de peso durante la menopausia, pueden tener el inconveniente de unos sudores y sofocos más intensos, que alteran algunas de sus actividades y perjudican su rendimiento en el trabajo.

Los autores respaldan la “teoría termorreguladora”,  la cual sugiere que la grasa corporal actúa como aislante y atrapa el calor dentro del cuerpo asociado con los sofocos y sudores nocturnos, además de que las mujeres obesas son más propensas a los dolores de las articulaciones, dolor muscular y problemas urinarios.

En algunos estudios se ha observado, que la pérdida de peso y la práctica de ejercicio físico, reducen los sofocos en las mujeres obesas. Por ello, y por el aumento de riesgo cardiovascular que existe en esta etapa, es importante llegar a ella con un peso adecuado e intentar mantenerlo a largo plazo, ya que debido a los cambios hormonales que se producen, muchas mujeres aumentan de peso en la menopausia.

Consejos para poder conseguirlo, y además tener una buena salud:

Priorizar en nuestra alimentación el consumo de vegetales y frutas, preferiblemente frescos y de temporada, así como de legumbres, frutos secos y cereales en su versión integral.

Aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio tales como verduras de hoja verde, frutos secos, pescado azul de tamaño pequeño, lácteos, tofu… para prevenir la osteoporósis típica de esta etapa.

Disminuir el consumo de grasas poco saludables y de sodio, para además del controlar el peso, intentar paliar el aumento del colesterol sanguíneo y de la tensión arterial.

Y potenciar la práctica del ejercicio físico, ya que nos ayuda a mantener el peso corporal y a fijar mejor el calcio de nuestra dieta.

 

BIBLIOGRAFÍA
https://medlineplus.gov/spanish/healthnews.html
http://www.efesalud.com/menopausia-kilos-a-raya/
http://www.botanical-online.com/alimentosricosencalcio.htm