Categories Menu

Publicado por el jul 4, 2015 en Menopausia | sin comentarios

Menopausia prematura o precoz

Chica sonrienteLa menopausia precoz ocurre antes de los 40 años, y trae consigo riesgos para la salud.

Causas y consecuencias de la menopausia precoz

      Hablamos de menopausia cuando la mujer deja de producir estrógenos y, a consecuencia de ello, deja definitivamente de menstruar. Se da, generalmente, en edades comprendidas entre los 45 y 55 años, pero en ocasiones se puede adelantar. Si se da entre los 40 y 45 se hablaría de menopausia temprana, pero si ocurre antes de los 40, entonces sería un caso catalogado como menopausia precoz. Las causas suelen ser genéticas: generalmente, las mujeres que tienen la menopausia a una edad precoz tienen antecedentes familiares con similares casos. No obstante, puede haber factores que hayan desencadenado el cese de producción de estrógenos. Los más comunes son el  fallo ovárico prematuro, según el cual los ovarios dejan de funcionar correctamente, o por haberse sometido a una histerectomía (ligadura de trompas o extirpación de útero u ovarios). Otras causas posibles son el efecto derivado de un tratamiento médico, como radioterapia o quimioterapia, y el padecer una enfermedad autoinmune.

 

Síntomas y posibles confusiones

         Los síntomas de la menopausia precoz son similares a los que se dan cuando la menopausia ocurre a su edad natural. Estos incluyen sofocos, taquicardias, dolores de cabeza, insomnio, cambios de humor, retirada progresiva o repentina del período, dolor en las articulaciones, sequedad vaginal y disminución del deseo sexual, entre otros.

        En muchas ocasiones, se puede confundir la menopausia precoz con otras alteraciones que provoquen la ausencia de la menstruación, una vez descartada que la razón sea un embarazo. Cuando existe ausencia de la menstruación durante un período de tiempo prolongado, se habla de amenorrea. Esta puede deberse a muchos factores: alteraciones o patologías en el sistema reproductor, alteraciones hormonales, como consecuencia de la administración de anticonceptivos, obesidad, pérdida extrema de peso, estrés, etc.

           La menopausia precoz tiene unas consecuencias a nivel tanto físico como emocional. La retirada de la menstruación hace que las mujeres ya no tengan oportunidad de ser madres, y cuando esto ocurre a edades tempranas puede ser un golpe emocional muy  grande e inesperado.

menopausia precoz

         La menopausia prematura también trae consigo muchos riesgos para la salud, pues los estrógenos nos protegen de muchas enfermedades y dolencias. Así, las mujeres a las que les llega la menopausia antes de tiempo tienen mayor probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, especialmente las mujeres fumadoras, y osteoporosis, ya que al carecer de estrógenos el cuerpo empieza a perder de manera continuada masa ósea, y cuando antes comience este proceso, más masa se irá perdiendo.

        Es posible que se ponga en marcha un tratamiento a base de calcio para prevenir la osteoporosis, además de una serie de recomendaciones de actividad física y alimentación para disminuir la probabilidad de desarrollar enfermedades asociadas a la menopausia.

riesgo de padecer osteoporosis

  En esta etapa, la alimentación y nutrición que siga la mujer es vital, ya que no solo ayudan a la salud general de la mujer, sino que es útil para mejorar los síntomas de la menopausia.

¿Cuáles son los mejores nutrientes para la mujer con menopausia?

  • Hidratos de carbono: los carbohidratos deben representar entre un 55 a un 60% del aporte de energía total en la nutrición de la mujer con menopausia.
  • Proteínas: las mejores son las denominadas como proteínas de alto valor biológico. Deben representar entre un 12 a un 15% de la energía total diaria.
  • Grasas: las mejores son grasas de origen vegetal (como las mono y poliinsaturadas, y las poli y monoinsaturadas. Deben representar un 25% de la energía total diaria.
  • Vitaminas: son nutrientes esenciales para la salud de la mujer. Destaca el ácido fólico (ayuda a proteger el corazón y reduce el riesgo de cáncer de colon), vitamina A (ayuda a cuidar la vista, protege el corazón y reduce el riesgo de cáncer de mama), vitaminas B6 y B12 (ayudan a reducir la anemia), vitamina C (es antioxidante, previniendo problemas cardiovasculares, coronarios y reduciendo el riesgo de cáncer), vitamina E (antioxidante protector de sangre y tejidos, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares).
  • Minerales: calcio (es fundamental en la menopausia ya que ayuda a reducir el riesgo de osteoporosis y ayuda en la transmisión del impulso nervioso), fósforo (participa en la resorción ósea) y magnesio (cumple una función antitrombótica).
  • Otros nutrientes: ácidos grasos omega 3 (mejoran los efectos secundarios de la menopausia).
  • Alimentos ricos en fitoestrógenos: los fitoestrógenos son compuestos químicos que encontramos en determinados alimentos de origen vegetal, constituyéndose como estrógenos vegetales que aportan interesantes beneficios tanto para la mujer (especialmente ante la llegada de la menopausia) como para el hombre.

       En el caso de la mujer, los fitoestrógenos actúan de manera similar a los estrógenos, una hormona que en la menopausia se encuentra reducida, lo que la convierte en la responsable de los síntomas típicos del climaterio.

        En el caso de los hombres, los fitoestrógenos ayudan a prevenir enfermedades de colon, próstata y cardiopatías, de forma que el consumo de alimentos ricos en estos estrógenos de origen vegetal son ideales a partir de los 45 años de edad. Dentro de los diferentes fitoestrógenos destacan, sobre todo, las isoflavonas y los lignanos.

          Los mejores alimentos con fitoestrógenos:

FITOESTROGENOSAlfalfa: los brotes de alfalfa poseen un alto contenido en fitoestrógenos y, además, son deliciosos en ensaladas, o bien consumidos solos con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Espinacas: es una hortaliza especialmente rica en isoflavonas. Además, posee un alto contenido en hierro, ayudando en la prevención de la anemia.

Semillas de linaza: son ricas en fitoestrógenos, y en ácidos grasos saludables.

                                  Soja: la soja o soya es uno de los alimentos con alto contenido en isoflavonas más conocidos. Destacan tanto la soya como sus derivados (tofu y leche de soja, sobre todo).

Fuentes:

Natursan

Bekia Salud

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>