Categories Menu

Publicado por el may 19, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

Metabolismo: todo lo que necesitas saber

Primer principio de la termodinámica:” la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”

El metabolismo, es un complejo e importante proceso del organismo muy relacionado con la alimentación, de ahí que se suela mencionar en muchas dietas a la hora de establecer nuevos hábitos nutricionales.

¿QUÉ ES EL METABOLISMO?

Se trata de un  conjunto de reacciones químicas que tienen lugar dentro de las células de nuestro cuerpo. Nuestro organismo gasta diariamente una cantidad determinada de kilocalorías; ese gasto, denominado “gasto energético total“, es la suma del metabolismo basal ( el necesario para vivir, mantener las funciones vitales y la temperatura corporal del organismo ) más el gasto derivado de nuestra actividad física y el efecto termogénico de los alimentos ( es el consumo energético que aparece como consecuencia de la digestión de los propios alimentos). Así la energía utilizada es de un 30% si se ingieren sólo proteínas, de un 6% si se ingieren sólo hidratos de carbono y de un 14% si se ingieren sólo grasas.

¿QUÉ TIENE QUE VER CON EL PESO?

Dependemos de la energía contenida en los alimentos para vivir. Esta energía se expresa habitualmente en calorías, o la cantidad de energía necesaria para elevar 1ºC la temperatura de 1 kilo de agua.

Las proteínas y loe hidratos de carbono aportan una 4 calorías por gramo, mientras que las grasas llegan a 9 calorías por gramo. Según el primer principio de la termodinámica,” la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”, y si cada día se ingiere una cantidad de alimentos que ofrecen una energía superior a la que se gasta, se comenzará a ganar peso en forma de grasa corporal.

¿HAY METABOLISMOS DISTINTOS?

Nuestro metabolismo es tan particular como nuestra huella dactilar, no hay dos iguales, así que cada organismo es diferente. El gasto metabólico basal dependerá de factores de carácter hormonal y de la composición corporal de cada uno.

 ¿Qué significa esto? el músculo es un tejido metabólicamente muy activo y por ello, a más músculo, mayor gasto energético. Además, hay otros factores, como  la edad y el sexo que influyen en nuestro metabolismo: los hombres gastan más que las mujeres porque la testosterona (hormona masculina) requiere más calorías  para funcionar que la progesterona (hormona femenina). A ello se suma que los varones tienen más masa muscular.

¿QUÉ SIGNIFICA TERNERLO LENTO?

Existen personas que emplean menos energía que otras en reposo.Por tanto, se puede decir que hay individuos con un metabolismo más lento o más rápido. Para los primeros será más sencillo almacenar esa  energía y por lo tanto  ganar grasa corporal ocasionándo sobrepeso u obesidad.

Tampoco los alimentos se metabolizan a la misma velocidad. Por ejemplo, las frutas lo hacen más deprisa que ciertos hidratos de carbono como el pan; por eso, los hidratos de nos generan una sensación de estar llenos más rápidamente y tener menos apetito.

¿ES POSIBLE CAMBIARLO?

Determinadas patologías, fármacos o cambios hormonales pueden acelerar o ralentizar el metabolismo. El deporte también puede cambiarlo, pero no la dieta, a corto plazo al menos, lo que se cambian son los hábitos. Es más: las dietas estrictas pueden aparejar su ralentización, puesto que el organismo intenta aprovechar al máximo las pocas calorías que le llegan y aguantar durante todo el día con esas pocas calorías aportadas. El hecho de volver a una dieta normal no supone un cambio inmediato, pues el cuerpo tiende a seguir trabajando de manera más lente y lo que notaremos es el efecto rebote.

¿HAY ENFERMEDADES METABÓLICAS?

El control de la grasa corporal es muy importante, porque su exceso puede facilitar el desarrollo de una serie de dolencias matabólocas cada vez más habituales en nuestra sociedad, como sucede con la diabetes tipo II, las dislipemias y la propia obesidad.

Por otro lado, son comunes otros trastornos metabólicos como el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, ambos relacionados con la gládula tiroides y responsables de una actividad excesiva o deficiente del mismo, respesctivamente

 

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>