Categories Menu

Publicado por el nov 14, 2015 en Día de..., Fechas especiales | sin comentarios

Novedades en la diabetes

14 de noviembre de 2015. Día Mundial de la Diabetes.

 

  • Aceite de Oliva y sus beneficios

"El aceite de oliva contiene fundamentalmente ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado que es beneficioso para la salud de las arterias, y ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre".

“El aceite de oliva contiene, fundamentalmente, ácido oléico, un ácido graso monoinsaturado que es beneficioso para la salud de las arterias, y ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre”.

 Se ha publicado recientemente en la revista Diabetes Care un estudio desarrollado por el Centro de Investigación Biomédica del Instituto de Salud Carlos III. En dicho estudio participaron más de 3.000 pacientes de España con diabetes tipo 2. Dividieron el colectivo en 3 grupos según el tipo de alimentación:

  1. El primero siguió una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra.

  2. El segundo, una dieta mediterránea suplementada con frutos secos.

  3. El tercero siguió una alimentación pobre en grasas animales y vegetales.

    Los resultados demostraron que las personas del primer grupo tenían un 44% menos de riesgo de desarrollar retinopatía diabética, una de las complicaciones de la diabetes.

Se ha demostrado, pues,  que en personas diabéticas su consumo puede ayudarles a mantener los niveles de glucosa, así que se convierte en un gran aliado para prevenir no solo enfermedades cardiovasculares, sino también para evitar las posibles complicaciones asociadas al mal control de los niveles de azúcar en sangre.

  • Nuevo tratamiento para la ceguera asociada a diabetes:

Una de las complicaciones más frecuentes de la diabetes suele ser la ceguera, debido principalmente al deterioro de la retina (retinopatía diabética). Esto ocurre porque los vasos sanguíneos del ojo se vuelven más permeables y frágiles, haciendo que con el tiempo la persona que lo padezca se vuelva más sensible a la luz en las primeras etapas, y en las últimas se desarrolle la ceguera.

El riesgo de padecer esta enfermedad va aumentando con el paso de los años, de tal forma que tras diez años de diabetes, el porcentaje de pacientes que pueden sufrir ceguera es de entre el 40% al 50%, y a los 20 años casi el 90%.

Un estudio desarrollado por la Universidad de Johns Hopkins desvela que el bloqueo de dos proteínas de crecimiento de los vasos sanguíneos podría prevenir y tratar la ceguera causada por la diabetes (Proceedings of the National Academy of Sciences. )

Hasta ahora se suele recurrir a fármacos o láser para tratar de frenar la ceguera, pero no existe ningún tratamiento que prevenga la retinopatía diabética, así que supondría un gran avance si se lograra poner freno a la alteración de la retina antes de que aparecieran los primeros síntomas.

  • Células productoras de insulina:

La insulina es la hormona que se encarga de regular los niveles de glucosa en sangre. Es producida por las células beta del páncreas. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune en la que el propio organismo destruye las células beta, por lo que el páncreas es incapaz de segregar insulina total o parcialmente.

Investigadores de la Universidad de Harvard, bajo la dirección del profesor Doug Melton, han conseguido producir en grandes cantidades células productoras de insulina a partir de células madre embrionarias. Actualmente, se han transplantado estas células en animales, y siguen produciendo insulina con normalidad. Este sería un gran avance para la cura de la diabetes tipo 1, ya que actualmente solo puede regularse la concentración de glucosa en sangre mediante la inyección de insulina.

Otro reciente estudio presentado en la 54 Reunión Anual de la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica, explica cómo consiguieron reprogramar células adultas para que se compartaran como las células productoras de insulina en el páncreas (células beta) en respuesta a la glucosa. La ventaja más novedosa de este estudio es que al no usar células madre, se evitarían riesgos como el desarrollo de cáncer.

  •  Parches de insulina inteligentes:

Se trata de un parche de pequeño tamaño, compuesto por diminutas microagujas que almacenarían en su interior insulina y las enzimas que detectan los niveles de azúcar en sangre, para poder así administrarla cuando sea necesario. Ha sido creado por un equipo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, y aunque aún no se ha ensayado en humanos, representaría un gran avance para todos los pacientes diabéticos, ya que evitaría posibles complicaciones debido al mal control del azúcar en sangre.

  • Bypass Gástrico: la cura para la diabetes tipo 2:

 La intervención consiste en realizar un bypass gástrico en el intestino. De esta manera, la comida no pasa directamente por el estómago y el duodeno y  puede llegar antes de que esté completamente digerida al íleon.

Por una serie de mecanismos hormonales que se están estudiando, se evidencia una reducción de los niveles de azúcar en sangre hasta valores prácticamente normales. Este tipo de intervención se está realizando en algunas clínicas españolas, y va dirigido a pacientes con diabetes tipo 2 de menos de 5 años, de edades comprendidas entre 18 y 50 años y que presentan obesidad grado 1. El porcentaje de éxito en una clínica valenciana se sitúa entre un 80% y 85%, llegando incluso a no ser necesaria la utilización de insulina. Aunque el fin último de dicha intervención es corregir la diabetes tipo 2, también tiene la ventaja de poder lograr una pérdida de peso, tratar la hipertensión, los niveles altos de colesterol, e incluso la apnea del sueño.

BIBLIOGRAFÍA:

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>