Categories Menu

Publicado por el may 14, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

Obesidad, la epidemia del siglo XXI

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la obesidad como la epidemia del siglo XXI, la coloca entre los 10 primeros riesgos de muerte.

El sobrepeso y la obesidad consiste en un aumento de la grasa en el cuerpo que a su vez se traduce en un aumento del peso. Sin embargo, no todo aumento se debe a un aumento de la grasa, es el caso de los atletas en los que el aumento de peso se debe a un aumento de la masa muscular y a esto no se le considera ni sobrepeso ni obesidad.

Si no existe ninguna patología que provoque el exceso de peso, éste se deberá a una ingesta energética superior al gasto, es decir, a un desequilibrio en nuestro balance energético.

Existen diferentes métodos de evaluar la grasa corporal, pero el más aceptado es el IMC (Índice de Masa Corporal):

IMC = peso /altura2 (peso en Kilos y altura en metros)

En la clasificación tanto de la OMS como de la SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad), el punto de corte para definir la obesidad es un IMC = 30.

Para adelgazar tenemos que quemar la energía recibida de más lo cual requiere una pauta alimentaria controlada por un profesional adecuado, de tal forma que la bajada de peso se realice de una forma paulatina disminuyendo el tejido graso, sin provocar pérdidas de masa muscular, ni obsesiones  que a su vez nos  lleven a trastornos de la conducta alimentaria. Además se recomendable el ejercicio físico que a su vez nos aporta beneficios y mejoras en nuestras funciones vitales.

RECOMENDACIONES

  1. Cambiar los hábitos alimentarios de tal forma que nos permitan un aporte menor de energía.
  2. El estilo de vida debe ser equilibrado adecuándose al estilo de vida, gustos… de cada persona, incluso adaptándose  a su presupuesto. Debe ser flexible, para poder mantenerlo, pero a s vez eficaz. La cantidad de agua ingerida debería ser como mínimo de 1,5-2 litros al día.
  3. Huir de las dietas milagro, el peso perdido se volverá a coger
  4. Aumento de la actividad física, aparte de contribuir a una mayor pérdida de peso nos permitirá mantenerlo mucho  mejor a largo plazo

No es recomendable seguir una pauta durante un periodo concreto de tiempo para volver después a los hábitos anteriores. Lo realmente correcto y eficaz a largo plazo es instaurar una pauta equilibrada modificando los hábitos alimentarios y de actividad física y mantenerlos de por vida.

Fuente: “El periódico de la farmacia”

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>