Categories Menu

Publicado por el sep 19, 2014 en Etapas de la vida, Niños | sin comentarios

Pautas para evitar la obesidad infantil

Sobrepeso-y-Obesidad[1]b

 

Cada vez son más los niños obesos en todo el mundo, lo cual resulta muy preocupante. La obesidad infantil es una epidemia que traerá consigo graves problemas y trastornos para las futuras generaciones.

Las grandes causas de este grave problema son exactamente dos:

  1. El cambio en los  hábitos alimenticios
  2. La vida sedentaria

El cambio de  hábitos alimenticios: se ha pasado de una alimentación natural compuesta por cereales, frutas, verduras y carnes, a la comida rápida, a la cual se recurre  por falta de tiempo.

La actividad física: existe en los niños actuales un  sedentarismo provocado por los videojuegos, la televisión, y demás actividades realizadas desde el sofá.

Cuando un niño tiene sobrepeso, la realización de ejercicio puede costarle y fatigarle, por lo cual todo debe realizarse de manera gradual. Deben sentirse siempre muy motivados  por sus padres.

Estudios  han demostrado que la obesidad  infantil acorta la esperanza de vida y empeora la calidad de vida de futuros adultos.

La dieta de un niño debe seguir estas pautas:

  1. Lo primero es hacerles entender que deben  aprender a comer de forma saludable.
  2. Utilizar los juegos para hacerles entender las mejoras que van experimentar.
  3. El menú diario debe constar de tres comidas principales: desayuno, comida y cena, además de una a media mañana y merienda.
  4. Las meriendas deben estar constituidas por lácteos o frutas.
  5. Evitar comprar y tener en casa aquellos alimentos que el niño no puede COMER:  chocolates, golosinas,  bollería, patatas fritas y snacks grasos.
  6. Todos los miembros de la familia deben comer de forma sana y no hacer un menú especial para ellos, evitando así que el niño se sienta apartado y obligado.
  7. Usar métodos de cocción que no sean frituras, es decir, horno, plancha, hervido, al vapor, parrilla…
  8. Evitar los rebozados y empanados.
  9. Aliñar con aceite de oliva.
  10. Suprimir refrescos muy azucarados tipo colas, limonadas…
  11. Absolutamente prohibido consumir bollerías industriales.
  12. Evitar los embutidos y elegir solo aquellos bajos en grasas.
  13. Las raciones de patata, pasta y arroz deben ser moderadas, aproximadamente unos 150 gramos al día en peso cocido.
  14. El pan debe consumirse también de forma controlada, un trocito en la comida será suficiente.
  15. Los lácteos deben consumirse semidesnatados o desnatados.
  16. Consumir legumbres dos veces a la semana.
  17. El consumo de alimentos frescos es primordial: frutas (2 unidades diarias) y verduras.
  18. Aumentar el consumo de pescado: una ración por día es lo ideal.
  19. Las carnes rojas también son necesarias por su alto aporte de hierro. Deben elegirse las magras y quitar toda grasa.
  20. Los huevos deben consumirse en una frecuencia de tres a cuatro unidades semanales.

Es muy importante que los padres estén muy implicados en el cambio de alimentación de los hijos… sirviendo como ejemplo ellos mismos.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>