Categories Menu

Publicado por el jul 4, 2012 en Otros artículos de interés | sin comentarios

Prepara tu botiquín fototerápico

.  Para crear nuestro propio botiquín fitoterápico debemos conocer qué propiedades tiene cada planta y cómo actúa en nuestro organismo.

Las imprescindibles serian:

Afecciones digestivas.  Los excesos que cometemos durante los días de fiesta y los cambios que realizamos en la alimentación pueden dar lugar a cólicos, náuseas y digestiones pesadas. Los primeros se pueden tratar con infusiones de camomila, que tiene acción antiespasmódica, y las molestias de una mala digestión se pueden aliviar con tisanas a base de boldo, alcachofa, hinojo o cardo mariano.

En caso de diarreas: Agrimonia y/o ortiga blanca en infusión, 3 o 4 tazas grandes al día, acompañada de dieta blanca de arroz, zanahorias, pescado blanco hervido, pollo sin piel hervido y manzana rallada con limón o manzana al horno. No olvidar la rehidratación con agua de limón.

La infusión de tomillo es también muy beneficiosa en los trastornos digestivos, siempre que no se padezca gastritis o úlcera gástrica, pues el aceite esencial del tomillo es irritante en estos casos.

Ansiedad y nervios.  La amapola, la valeriana, el espino blanco, la melisa, la pasiflora, el lúpulo, la tila y la manzanilla, plantas normalmente consumidas en infusión o en cápsulas, son las más empleadas para reducir los nervios, la ansiedad, la tensión y el malestar que provocan estas sensaciones. También se pueden utilizar para tratar el insomnio y favorecer el sueño.

Aliviar el dolor.  Las molestias musculares se pueden minimizar utilizando plantas como la valeriana (que tiene poder sedante, antiespasmódico, relajante y ansiolítico), mientras que el dolor articular o el derivado de golpes y contusiones pueden ser aliviados con especies como el tomillo, el pino o el árnica, es muy útil la pomada o gel de árnica, pero no se puede utilizar en heridas abiertas.

Resfriado y gripe.  La gripe y el resfriado son patologías muy frecuentes durante los cambios de estación. Sus efectos se pueden tratar con fitoterapia, aunque, posiblemente, tendremos que combinar el uso de diferentes especies vegetales para hacer frente a todos los síntomas (tos, dolor de garganta, afonía…).  Para aliviar la tos con expectoración se pueden tomar infusiones de eucalipto, regaliz, tomillo o pino silvestre. Para la tos seca, en cambio, lo ideal son las infusiones de plantas como el llantén, el malvavisco y la malva. Algunas plantas medicinales presentan propiedades antipiréticas y combaten la fiebre de manera natural. Es el caso del saúco, el escaramujo, el sauce blanco, la tila o la resina de los prados. Si lo que se desea es reducir la congestión nasal y suavizar la mucosa respiratoria, se deben utilizar especies balsámicas y expectorantes, como son el famoso eucalipto o el romero.

USO TOPICO

Ojos irritados, cansados, o conjuntivitis alérgicas: Lavar los ojos con una infusión de eufrasia, a la que puede añadirse un poco de aciano. Dejarla enfriar a temperatura ambiente antes de utilizarla.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>