En los menores, la hidratación diaria es tan importante como una correcta nutrición para el desarrollo y crecimiento de un niño, ya que influye en el funcionamiento de sus células y órganos, el transporte de nutrientes, los procesos de depuración de desechos que su organismo no necesita y la regulación de la temperatura corporal, entre otras funciones vitales

Una de las funciones del  agua en el cuerpo es la termorregulación, manteniendo la temperatura corporal  a través de mecanismos como  la evaporación-sudoración. El aumento en la actividad física provoca un aumento de la temperatura corporal, ya que la energía, además de transformarse en energía mecánica utilizada muscularmente, también se disipa en forma de calor.

“Hidratación también es salud” es el lema elegido este año para el Día Nacional de la Nutrición, por ello en este post vamos a comentar la gran importancia de la hidratación a la hora de realizar ejercicio físico.

hidratación en el ejerccicioLlevas entrenando todo el invierno para pruebas importantes que disputarás esta primavera-verano. Has seguido minuciosamente tu plan de entrenamiento y has puesto especial atención a lo que comes. Incluso puede que te hayas dejado algún kilo de grasa por el camino. Todo está más o menos bajo control, pero hay algo más que tienes que tener muy en cuenta para que todos estos esfuerzos te lleven a buen puerto, sobre todo ahora que empiezan a subir las temperaturas -¡por fín!-, y es tu estado de hidratación durante los entrenamientos y la competición.

Por Raquel Palomino, asesora nutricional del Método novaLine

Lactancia3_v2

En este artículo vamos a tratar sobre la alimentación que deberán tomar nuestros pequeños, desde que nacen hasta que van al cole y se hacen mayores.

untitled

Las vacaciones de verano suelen ir acompañadas de cierta desorganización en los hábitos alimentarios: hay menos rigor con los horarios ya que, en general, el ritmo de comidas está marcado por los horarios laborales y escolares. El hecho de que durante el verano los niños no vayan al colegio y los horarios del trabajo se flexibilicen -o se rompan del todo en las vacaciones- hace que la rutina alimentaria se altere .

Cerebro

Nuestro organismo controla la hidratación de manera muy eficaz. Tenemos un conjunto de sensores que ayudan a controlar nuestro nivel de hidratación. La pérdida de líquidos dispara una catarata de señales que alertan al centro de la sed que está ubicado en nuestro cerebro. Este nos obliga a beber.

mujer embarazada

Durante el embarazo y la lactancia, las necesidades de la mujer aumentan, pero no se debe "comer por dos" ni comer el doble como muchas personas creen. Es más, durante la gestación se producen ajustes digestivos y metabólicos que permiten un mayor aprovechamiento de los nutrientes. Aun así, las necesidades aumentan (aunque no se duplican) para el correcto crecimiento del feto, para cubrir las necesidades de la mujer embarazada y prepararla para el parto, así como para promover la futura lactancia materna. 

  deporte  caminando En todos los consejos sobre salud y nutrición siempre se suele añadir la coletilla: además sería muy interesante que mantuviéramos una vida más activa o practicásemos algún deporte. Si eso es importante en todas las etapas de la vida, no lo es menos cuando llegamos a la llamada tercera edad. Pero eso, no siempre les parece posible a los implicados. Las excusas son muchas y variadas, que si tengo muchos dolores articulares, que si con mis problemas de azúcar no puedo seguir el ritmo, y un largo etcétera.  Nada más lejos de la realidad.
madre_lactante Varias cuestiones preocupan a las madres: qué y cuánto comer, qué alimentos evitar y cuáles son especialmente beneficiosos. Estudios en madres sanas y bien nutridas de países occidentales, cuyos hijos aumentaban de peso con lactancia materna exclusiva, se observó que comían apenas 100 kilocalorías más al día, incluso menos. Esto es debido a que, al igual que durante el embarazo, en la lactancia se produce un cambio en el metabolismo que conduce a un mejor aprovechamiento de los alimentos ingeridos. ¿QUÉ DEBE COMER UNA MADRE LACTANTE? piramide_alimentacion La madre lactante debe comer lo de siempre, es decir, una dieta sana y equilibrada, a base de cereales (pasta, arroz, pan) y legumbres (alubias, garbanzos, lentejas, guisantes), complementados diariamente con fruta y verdura y, de vez en cuando, con algún alimento de origen animal: carne, pescado, huevos o lácteos.
  chump1[1] Hola MANU:

Soy Matilde, amiga de tus padres. Nos hemos visto en el pueblo alguna vez. ¿Te acuerdas?

Te quería contar algo que recuerdo de mi infancia.

Las tardes de invierno, metida en casa, viendo caer lluvia y a veces nieve... detrás de los cristales, oíamos la voz de mi madre llamándonos a los cinco hermanos para proponernos un  juego... "Vamos a aprender a cocinar BIEN, para comer BIEN”... ¡¡¡¡Genial!!!!, pensaba yo. Todos a la cocina entre harinas, huevos, sal... y también jamón y queso... ¡¡¡¡Qué rico!!!!!