Antes de contestar a esta pregunta, es necesario qué sepamos que beneficios va a aportar la lactancia materna respecto a las leches de fórmulas artificiales. A lo largo de los años se ha mejorado tanto la composición, como la calidad de estas fórmulas ya preparadas, pero aún así, nunca habrá una fórmula que se adapte y sea tan personalizada hacia cada lactante como lo es la leche materna.
Cada vez más estudios están demostrando la relación directa que existe entre lo que comemos y nuestro bienestar emocional. Sin embargo, cuando tenemos elevados niveles de estrés y malestar emocional, es habitual ver que comemos en exceso, ingerimos alimentos más calóricos o menos saludables. Es lo que llamamos "comer emocional", y tiende a ocasionar sobrepeso y obesidad. También puede ocurrir el caso contrario. Otras personas, bajo esta misma presión, reducen la ingesta y puede provocar problemas de desnutrición. Se puede comer por ansiedad, por falta de motivación, baja autoestima, malestar sentimental, tristeza, aburrimiento o estrés. Cuando comemos por estas causas, lo que buscamos es una "recompensa", que a su vez puede verse como castigo y esto vicia más el círculo.
La menopausia es la etapa de transición en la vida de la mujer en la que se produce una reducción en la producción de hormonas sexuales, y como consecuencia, de la capacidad reproductiva y que se manifiesta con el cese de la menstruación. Suele producirse entre los 48 y los 55 años aunque puede ocurrir antes de los 40 años, en lo que denominamos menopausia precoz.
Estudios recientes apuntan a que llevar una alimentación vegetariana reduce el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y se asocia a una disminución de los niveles de presión arterial y del "colesterol malo". Aunque este tipo de dieta puede ser beneficiosa, es importante recordar que también puede motivar carencias nutricionales si la elección y consumo de alimentos no son los adecuados.

El coaching engloba la salud en su totalidad, tanto la salud física, como mental y social. Estos tres estados de la salud acompañarán a la madre embarazada para afrontar esta etapa con la mayor consciencia y tranquilidad para ella y su futuro bebé. Uno de los pilares...

  Con el verano y el calor nuestros hábitos cambian, tanto en lo referido a las rutinas diarias, como lo referido a la alimentación. En verano, el cuerpo nos pide platos más ligeros y refrescantes, siendo las ensaladas las protagonistas de nuestras comidas y cenas. Hoy vamos...

¿Sabéis por qué es importante consumir los alimentos característicos de cada época del año? Aquí os detallamos algunas razones que os convencerán de que esta es la mejor opción:
En la actualidad, diversos estudios muestran que la inactividad y la falta de ejercicio son razones que facilitan el desarrollo de enfermedades y que existe una relación entre actividad física y mortalidad. Las personas con buenos hábitos y quienes realizan algún tipo de tonificación en la edad adulta, tienen menor riesgo de padecer enfermedades crónicas o una muerte prematura. Son múltiples los beneficios que conlleva efectuar una actividad física cuando se es adulto mayor. Un buen ejemplo es caminar, ya que ayuda a mejorar nuestra salud y a permanecer independientes por más tiempo.
En algún momento de tu vida quizás te habrás planteado mejorar tus hábitos alimentarios para garantizar un buen estado de salud, para gustarte más y ganar seguridad en ti mism@ o simplemente para poder ponerte esa ropa que tanto te gustaba y con la que te sentías cómod@ y sentirte más tú.