La mayoría de las personas que realizan dietas para bajar de peso, lo recuperan en un plazo máximo de 5 años. Ello es debido a que no se generan cambios a largo plazo. La clave del éxito está en crear hábitos de vida, (alimentarios, físicos, emocionales etc.) que se puedan mantener en el tiempo.
Definición del Coaching Nutricional: Es una herramienta para ayudar a los pacientes a ganar conocimientos, habilidades, herramientas y confianza, para volverse participantes activos en su cuidado, a fin de que puedan alcanzar sus metas de salud, identificadas por ellos mismos. A tomar conciencia, responsabilidad, compromiso, confianza, habilidades y determinación, para volverse participante activo del cuidado de su alimentación, con el fin de lograr un cambio real y permanente en sus hábitos alimentarios.

El coaching engloba la salud en su totalidad, tanto la salud física, como mental y social. Estos tres estados de la salud acompañarán a la madre embarazada para afrontar esta etapa con la mayor consciencia y tranquilidad para ella y su futuro bebé. Uno de los pilares...

El propósito del coaching es mejorar y desarrollar habilidades de manera que las personas sean más felices, más productivas y más capaces de alcanzar sus metas de una forma equilibrada. Dentro de esta especialización aparece el coaching nutricional que puede ser definido como una metodología de trabajo que se basa en ayudar a la persona a conseguir cambios y modificación de hábitos alimentarios y dietéticos, que por sí misma le es difícil de cambiar.