La menopausia es la época de la vida de la mujer en la que los ovarios dejan de producir hormonas como el estrógeno y la progesterona. A la menopausia irán unidos también una serie de cambios y síntomas de los cuales, además, algunos van a requerir tratamiento.

Un gran número de procesos que se llevan a cabo en nuestro organismo se producen de una forma periódica y rítmica, se conocen como ritmos biológicos. Cuando estos procesos siguen un ciclo diario, es decir cada 24 h aproximadamente, se habla de ritmos circadianos.
Esta receta es una idea buenísima para todas esas personas que llevan un estilo de vida keto o simplemente para aquellas que se cuidan o que les gusta disfrutar de platos ricos y sin muchas complicaciones.
  Tras el confinamiento gran parte de la población ha aumentado su peso corporal. Son muchos los pacientes que me comentan en consulta como manteniendo la misma alimentación han podido ganar unos kilos de más. Aún manteniendo la misma alimentación, el simple hecho de haber estado confinados en nuestras casas nos ha podido llevar a coger algunos kilos debido a la escasa actividad física.
Se ha visto que una persona con una salud correcta puede aguantar sin comer hasta 40 días, siempre y cuando se mantenga bien hidratada pero, en general no podemos aguantar mas de 7 días sin beber agua. Como muchos ya sabéis, nuestro cuerpo esta formado por un 60-70% de agua. Sin una ingesta adecuada de agua, muchas de las funciones de nuestro cuerpo no se podrían llevar a cabo, ya que es un elemento fundamental para las funciones vitales y la salud de nuestras células.
Se trata de una receta baja en calorías, vegetariana y apta para celiacos, pues es sin gluten. Sólo debes sustituir las clásicas láminas de pasta de la lasaña por capas de judías verdes.
¿Sabéis por qué es importante consumir los alimentos característicos de cada época del año? Aquí os detallamos algunas razones que os convencerán de que esta es la mejor opción:
En nuestra vida diaria debido a la presión social sucumbimos y tendemos a comer más de lo que nuestro cuerpo necesita para estar sano y mantener unos hábitos de vida saludables. Debemos aprender a decir NO si queremos realizar un cambio en nuestra alimentación, para conseguir un estilo de vida saludable.
El propósito del coaching es mejorar y desarrollar habilidades de manera que las personas sean más felices, más productivas y más capaces de alcanzar sus metas de una forma equilibrada. Dentro de esta especialización aparece el coaching nutricional que puede ser definido como una metodología de trabajo que se basa en ayudar a la persona a conseguir cambios y modificación de hábitos alimentarios y dietéticos, que por sí misma le es difícil de cambiar.
Una nueva investigación sugiere, que las mujeres que tienen un exceso de peso durante la menopausia, pueden tener el inconveniente de unos sudores y sofocos más intensos, que alteran algunas de sus actividades y perjudican su rendimiento en el trabajo. Los autores respaldan la "teoría termorreguladora",  la cual sugiere que la grasa corporal actúa como aislante y atrapa el calor dentro del cuerpo asociado con los sofocos y sudores nocturnos, además de que las mujeres obesas son más propensas a los dolores de las articulaciones, dolor muscular y problemas urinarios.