En los menores, la hidratación diaria es tan importante como una correcta nutrición para el desarrollo y crecimiento de un niño, ya que influye en el funcionamiento de sus células y órganos, el transporte de nutrientes, los procesos de depuración de desechos que su organismo no necesita y la regulación de la temperatura corporal, entre otras funciones vitales

A diario estamos pendientes de nuestra higiene exterior: nos duchamos, nos lavamos las manos, los dientes... Pero no solemos prestar la misma atención a "lavarnos" por dentro. Es importante mantener sanos y limpios los filtros de nuestro organismo (hígado y riñones principalmente)
Una de las funciones del  agua en el cuerpo es la termorregulación, manteniendo la temperatura corporal  a través de mecanismos como  la evaporación-sudoración. El aumento en la actividad física provoca un aumento de la temperatura corporal, ya que la energía, además de transformarse en energía mecánica utilizada muscularmente, también se disipa en forma de calor.

“Hidratación también es salud” es el lema elegido este año para el Día Nacional de la Nutrición, por ello en este post vamos a comentar la gran importancia de la hidratación a la hora de realizar ejercicio físico.

hidratación en el ejerccicioLlevas entrenando todo el invierno para pruebas importantes que disputarás esta primavera-verano. Has seguido minuciosamente tu plan de entrenamiento y has puesto especial atención a lo que comes. Incluso puede que te hayas dejado algún kilo de grasa por el camino. Todo está más o menos bajo control, pero hay algo más que tienes que tener muy en cuenta para que todos estos esfuerzos te lleven a buen puerto, sobre todo ahora que empiezan a subir las temperaturas -¡por fín!-, y es tu estado de hidratación durante los entrenamientos y la competición.

envejecimiento-saludable3

El aumento de la esperanza de vida en la sociedad actual ha dado lugar a un aumento de la población en la franja de edad de 60 años en adelante, a la que denominamos tercera edad. Según la OMS, entre 2015 y 2050, el porcentaje de los habitantes del planeta mayores de 60 años casi se duplicará, pasando del 12% al 22%. Una alimentación sana y la práctica habitual de actividad física constituyen los dos elementos claves que definen la esperanza de vida de las personas. Ambos factores influyen en la promoción de la salud y prevención de enfermedades en las personas mayores, por tanto, la práctica de ejercicio físico y el cuidado de la alimentación no sólo es importante en la infancia o adolescencia, sino que la tercera edad es también un periodo muy apropiado para poder alcanzar los beneficios que nos aportan. Además de la alimentación y la actividad física debemos tener en cuenta otros factores a cuidar para envejecer de formas saludable, como pueden ser: 1-      Evitar tóxicos como el tabaco y el alcohol.

Cerebro

Nuestro organismo controla la hidratación de manera muy eficaz. Tenemos un conjunto de sensores que ayudan a controlar nuestro nivel de hidratación. La pérdida de líquidos dispara una catarata de señales que alertan al centro de la sed que está ubicado en nuestro cerebro. Este nos obliga a beber.

  A lo largo de nuestra vida el requerimiento esencial para desarrollar lo que nos propongamos está basado en las buenas condiciones que tengamos, fisiológicas, intelectuales y emocionales. Es verdad que todos queremos vernos y sentirnos bien, pero la realidad es que los hábitos que adquirimos condicionan nuestra salud en cualquier etapa de la vida. Mucho más aún en la vejez. ANCIANOS2 Con el pasar de los años se van acentuando graves problemas de salud, los cuales no siempre son detectados a tiempo, o cuando se detectan ya es demasiado tarde. De esta manera, nos vemos obligados a invertir grandes cantidades de dinero en intentar curar nuestras enfermedades, cuando se pudo haber evitado en un gran porcentaje. Por ello, debemos prestar atención al ejercicio que practicamos y, mucho mas aún, a nuestra nutrición.

IMG_1503Es normal que después de las fiestas nos cueste un poco de trabajo retomar los buenos hábitos alimentarios que manteníamos hasta entonces, debido a que durante este periodo de fiestas los alimentos consumidos son más atractivos a la vista, más sabrosos y suelen provocar un nivel placentero más alto que los alimentos que tomamos normalmente. Por ello, estos consejos nos pueden ayudar a retomar de manera más fácil nuestros hábitos saludables.