Ya estamos en otoño, época del año responsable de dejarnos esos bonitos colores cálidos en los paisajes y llenar de hojas nuestras calles, así como también característica por la bajada de temperaturas, disminución notable de horas de luz  (que el cambio de hora acentúa más todavía..) y de energía en general, que suele desembocar en catarros típicos otoñales; pero sobre todo, es época de un montón de alimentos que precisamente, nos van a ayudar a afrontar todo esto con fuerza, energía y salud.

envejecimiento-saludable3

El aumento de la esperanza de vida en la sociedad actual ha dado lugar a un aumento de la población en la franja de edad de 60 años en adelante, a la que denominamos tercera edad. Según la OMS, entre 2015 y 2050, el porcentaje de los habitantes del planeta mayores de 60 años casi se duplicará, pasando del 12% al 22%. Una alimentación sana y la práctica habitual de actividad física constituyen los dos elementos claves que definen la esperanza de vida de las personas. Ambos factores influyen en la promoción de la salud y prevención de enfermedades en las personas mayores, por tanto, la práctica de ejercicio físico y el cuidado de la alimentación no sólo es importante en la infancia o adolescencia, sino que la tercera edad es también un periodo muy apropiado para poder alcanzar los beneficios que nos aportan. Además de la alimentación y la actividad física debemos tener en cuenta otros factores a cuidar para envejecer de formas saludable, como pueden ser: 1-      Evitar tóxicos como el tabaco y el alcohol.
La guía, está disponible al completo en la web www.clubdelhipertenso.es utiliza un lenguaje sencillo para aclarar estos mitos sobre la hipertensión. Repasamos  algunos de los más comunes:
El corazón se contrae (sístole) y se relaja (diástole). Cada vez que se contrae impulsa La sangre hacia las arterias, originando una presión en ellas que permite que dicha sangre circule por todo el cuerpo. Cuando nos toman la “tensión” nos dan dos cifras. La primera de ellas registra la presión que se produce en las arterias cuando se contrae el corazón, es la PRESIÓN SISTÓLICA, conocida comúnmente como “tensión alta”. La segunda cifra que nos dan es la presión que se registra cuando el corazón se relaja, es la PRESIÓN DIASTÓLICA, o “tensión baja”.
NOCIONES
  • La sangre avanza a través del sistema circulatorio gracias a la presión arterial generada por las contracciones del corazón.
  • La presión arterial es directamente proporcional al volumen desplazando en cada latido, al número de latidos por minuto e inversamente proporcional al calibre de los vasos