envejecimiento-saludable3

El aumento de la esperanza de vida en la sociedad actual ha dado lugar a un aumento de la población en la franja de edad de 60 años en adelante, a la que denominamos tercera edad. Según la OMS, entre 2015 y 2050, el porcentaje de los habitantes del planeta mayores de 60 años casi se duplicará, pasando del 12% al 22%. Una alimentación sana y la práctica habitual de actividad física constituyen los dos elementos claves que definen la esperanza de vida de las personas. Ambos factores influyen en la promoción de la salud y prevención de enfermedades en las personas mayores, por tanto, la práctica de ejercicio físico y el cuidado de la alimentación no sólo es importante en la infancia o adolescencia, sino que la tercera edad es también un periodo muy apropiado para poder alcanzar los beneficios que nos aportan. Además de la alimentación y la actividad física debemos tener en cuenta otros factores a cuidar para envejecer de formas saludable, como pueden ser: 1-      Evitar tóxicos como el tabaco y el alcohol.
  peso-embarazo 2 El peso de la madre tiene una gran influencia en el desarrollo y en la evolución del embarazo y el parto. Todas las embarazadas ganan peso durante la gestación, pero una cosa es coger unos cuantos kilos a causa del aumento de volumen, del desarrollo del feto y de la placenta, etc.; y otra bien distinta engordar más de lo necesario, lo cual puede ser peligroso para el bebé, además de un problema cuando se quiera volver al peso anterior al embarazo.
Sobrepeso-y-Obesidad[1]b   Cada vez son más los niños obesos en todo el mundo, lo cual resulta muy preocupante. La obesidad infantil es una epidemia que traerá consigo graves problemas y trastornos para las futuras generaciones. Las grandes causas de este grave problema son exactamente dos:
    Campaña Día de la Nutrición

“COMER SANO ES DIVERTIDO, LA OBESIDAD INFANTIL NO”

El sobrepeso y la obesidad se definen como “una acumulación anormal o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud”. El objetivo de la lucha contra la epidemia de la obesidad infantil consiste en lograr un equilibrio calórico que se mantenga a lo largo de toda la vida. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que existen aproximadamente 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo: casi el 30% de los menores en edades comprendidas entre 2 y 17 años presentan sobrepeso. Causas del sobrepeso y la obesidad infantil:
piramide ejercicio Datos estadísticos recientes revelan que en las tres últimas décadas se ha producido un fuerte aumento del sobrepeso y la obesidad en el conjunto de la población de la Unión Europea. La prevención podría ser el arma más eficaz si toda la población adaptara sus estilos de vida a las recomendaciones. Por ello, es muy importante que durante la infancia y la adolescencia se establezcan unos hábitos dietéticos y de actividad física que puedan marcar una diferencia entre una vida sana y el riesgo de sufrir enfermedades en los años posteriores. ¿Y cuáles son esas recomendaciones?

En el abordaje de la obesidad, cada vez tienen un mayor papel la cirugía y la colocación de dispositivos, como los balones intragástricos.

En España, una de cada seis personas padece obesidad y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 50% de la población adulta en la Unión Europea sufre sobrepeso u obesidad. Y es que, a menudo, perder peso es difícil aunque se sigan de forma correcta los consejos dietéticos. Una manera de abordar este problema de salud es mediante cirugía o la colocación de dispositivos intragástricos. En este artículo se describe cómo el balón gástrico ingerible, una reciente innovación, aporta mayor rapidez y comodidad que su homólogo que se aloja mediante endoscopia. Sin embargo, los especialistas señalan que, a pesar de ser una buena opción que ayuda a perder kilos de forma rápida, es imprescindible seguir una dieta apropiada y adoptar hábitos de vida saludables para que sus efectos sean duraderos.
La revista Muy Interesante (http://www.muyinteresante.es/ique-diferencia-hay-entre-comer-por-hambre-y-comer-qpor-placerq) nos explica la diferencia de comer por placer y comer por necesidad. Cuando comemos por placer aumenta la producción de la hormona Grelina, ésta provoca un aumento del apetito, convirtiéndose así en un círculo vicioso. Es decir que mientras más comemos por placer más apetito tendremos y en consecuencia mayor tendencia a la obesidad. Por eso es muy importante reconocer cuando comemos por placer y cuando por necesidad y controlarlo. Aquí os dejo más información:
El cáncer de próstata es uno de los cánceres más comunes en hombres y el tratamiento temprano generalmente es muy efectivo. Sin embargo, al igual que otros tipos de cáncer, la obesidad aumenta el riesgo de enfermedad de la próstata agresivo. Un nuevo estudio, publicado en BioMed Central revista de acceso BMC Medicine, concluye que la grasa que rodea la próstata de los hombres con sobrepeso u obesos con cáncer de próstata proporciona un entorno favorable para promover el crecimiento del cáncer.
La red Predimed ha elaborado un cuestionario de 14 preguntas, capaz de realizar una valoración rápida de la calidad del patrón dietético global, según el modelo ideal de la dieta mediterránea tradicional. Esta red desarrolla el mayor ensayo realizado en España y en el que participan más de 7.000 personas. El cuestionario sobre la calidad de la dieta valoraba en cada participante cómo era su seguimiento inicial del patrón alimentario mediterráneo tradicional. Cada punto de más en esta escala se asociaba progresivamente a menores índices de obesidad. Esta relación inversa era especialmente llamativa para la obesidad abdominal. Este tipo de acumulación grasa es el que está ligado a las complicaciones metabólicas y cardiocirculatorias y que da lugar al síndrome plurimetabólico.
La obesidad causa una inflamación general, que a su vez está asociada a una mayor probabilidad de sufrir un síndrome metabólico. Esta inflamación se debe a una disfunción del endotelio, causado por leptinas, proteína C reactiva, interleuquinas y otras sustancias que aparecen en grandes cantidades cuando hay un exceso de grasa. El endotelio es un órgano que tiene una importante función en la regulación del tono vasomotor, en la proliferación y el crecimiento de las células de la pared vascular, en la adhesión de leucocitos a las células endoteliales, además de ejercer una barrera selectiva entre los compartimentos extra e intravascular. La presencia de factores de riesgo cardiovascular como la hipercolesterolemia, la hipertensión, la diabetes, la obesidad, el envejecimiento, el tabaquismo, etc., altera estas funciones.