Tradicionalmente los frutos secos no se incluían en las dietas de control de peso debido a su alto contenido calórico, pero los últimos estudios demuestran que sus propiedades nutricionales son tan importantes que en pequeñas cantidades, sí son altamente recomendables.

Las fresas y fresones crecen del fresal, plantas que pertenecen a la familia de las Rosáceas, de género “Fragaria”, nombre que se relaciona con la «fragancia» que posee (en latín fraga). Cultivadas por su fruto comestible. La fresa es una fruta roja (debido a unos...

Los bocadillos son una opción rápida y práctica para que los niños se lleven al colegio, pero muchas veces deja de ser saludable según el relleno que elijamos. Tenemos claro que las cremas de chocolate no son lo más adecuado, y solemos recorrer a embutidos y fiambres, pero... ¿Qué otras opciones saludables tenemos a nuestro alcance?

Lo has decidido, lo tienes clarísimo:

-VOY A EMPEZAR A CUIDARME!!!!!!

Necesitas verte y sentirte mejor, estar más activo, dejar atrás el estrés y si es posible algunos kilos que fuiste ganando sin a penas darte cuenta, pero.... hay un problema: no te gusta ir al gimnasio, te aburren sus planes de entrenamiento, economicamente no te lo puedes permitir, no eres constante, no tienes fuerza de voluntad, no tienes tiempo,.... en definitiva, un sinfin de disculpas que boicotean tus intenciones y frenan tu impulso para pasar a la acción.

No te preocupes, existen multitud de alternativas que te permitirán ponerte en forma, bajar tus niveles de estrés, reducir peso y modelar tu figura. Ah! y lo más importante, las puedes adaptar según tus gustos, preferencias, necesidades y disponibilidad, y son totalmente gratuitas.

La alimentación durante la lactancia materna es muy importante, puesto que el bebé recibe todo el alimento a través de la leche de su madre. Pero no hay que comer más de lo habitual ni privarse de determinados alimentos. Se debe mantener una dieta sana y equilibrada, pero sin obsesionarse. Una de estas obsesiones suele tener que ver con el peso.
Una de las consecuencias del ritmo de vida actual es la reducción de las horas de sueño y de la calidad de las mismas. Muchas veces no somos conscientes de hasta que punto esto afecta a nuestro bienestar y salud, tanto física como mental.

Hoy en día, en la población mundial lo que se busca a nivel de salud es llevar y procurar una vida satisfactoria en el que está implicado tener una mayor esperanza de vida y vivir con mejores condiciones tanto físicas como mentales. A esta definición se le llama Calidad de Vida.

¿Cómo sabemos si nuestra alimentación es saludable? Para ello tendremos que ver los alimentos y productos que componen nuestra alimentación. A continuación vamos a hablar sobre los alimentos que deben estar en nuestro día a día. Para ello, años atrás, hemos estado utilizando la pirámide alimentaria, pero esta ya ha quedado obsoleta. No hay que comer menos y hacer más ejercicio, hay que comer mejor y hacer mejor ejercicio. ¿Cómo podemos comer mejor? ¿Nos guiamos por la pirámide alimentaria? La mejor opción será guiarnos por el PLATO DE HARVARD, el cual explicamos a continuación
¿Te has preguntado alguna vez cuánto influye tu alimentación en tu día a día, en tu estado de ánimo, en tu trabajo, en tus relaciones?. La alimentación inadecuada puede afectar a tus emociones y estados de ánimo mucho más de lo que piensas
En este post daremos unas nociones generales de qué es la microbiota intestinal, un tema del que cada vez vamos a oír hablar más, y explicaremos por qué es tan importante mantener una microbiota sana. Los microorganismos habitan en distintas partes del cuerpo, principalmente en la piel, la nariz, la boca y los intestinos. Éstos últimos tienen aproximadamente 100 billones de microorganismos, principalmente bacterias, de las cuales casi el 70% pertenecen a las familias Firmicutes y Bacteroidetes, seguidos de Actinobacteria. Estos microorganismos tienen una relación simbiótica con el cuerpo, tanto las bacterias como el cuerpo se benefician de vivir juntos. La composición de microorganismos presentes en el intestino se denomina microbiota intestinal y los genes de la microbiota se denomina microbioma.