A lo largo de nuestra vida el requerimiento esencial para desarrollar lo que nos propongamos está basado en las buenas condiciones que tengamos, fisiológicas, intelectuales y emocionales. Es verdad que todos queremos vernos y sentirnos bien, pero la realidad es que los hábitos que adquirimos condicionan nuestra salud en cualquier etapa de la vida. Mucho más aún en la vejez. ANCIANOS2 Con el pasar de los años se van acentuando graves problemas de salud, los cuales no siempre son detectados a tiempo, o cuando se detectan ya es demasiado tarde. De esta manera, nos vemos obligados a invertir grandes cantidades de dinero en intentar curar nuestras enfermedades, cuando se pudo haber evitado en un gran porcentaje. Por ello, debemos prestar atención al ejercicio que practicamos y, mucho mas aún, a nuestra nutrición.
La alimentación durante el embarazo debe ser sana y variada Durante el embarazo una alimentación sana es fundamental para asegurar la cantidad adecuada de nutrientes para la madre y para el desarrollo del feto, ya que éste depende totalmente de la ingesta de alimentos de la madre, pues todos los nutrientes los recibe a través de la placenta. En este período, desde el punto de vista nutricional, se debe controlar el aumento moderado de las necesidades de energía y de la demanda de ciertos micronutrientes (vitaminas y minerales) que son esenciales para la madre y para el buen desarrollo del bebé.