Un aspecto básico para evitar distintas enfermedades es mantener un sistema de defensas en excelente estado, de esta forma mantenemos fuera del cuerpo a microorganismos como las bacterias, hongos y virus.

La Menopausia es un acontecimiento normal, natural en la vida de una mujer. El término menopausia designa la fecha de la última menstruación en la vida de la mujer y se debe a que los ovarios disminuyen la producción de hormonas (estrógenos y progesterona). Es un evento natural que marca el fin de la fertilidad. El Climaterio, en cambio, es una etapa de la vida de la mujer que se caracteriza principalmente por la pérdida de la capacidad reproductiva. Es un momento de modificaciones paulatinas que confluyen con el cese de la función menstrual. La menopausia ocurre en todas las mujeres, sin embargo, cada una experimentará su climaterio en forma distinta. Esto dependerá de muchos factores, entre ellos la personalidad, el significado que tiene para cada una esta nueva etapa, el rol social que tiene la mujer en esta etapa en las distintas culturas. Es un momento de grandes cambios, tanto desde el punto de vista físico y emocional.

En los últimos años hemos sufrido un gran cambio en nuestros hábitos alimentarios. El aumento de la población urbana ha hecho que los alimentos frescos pasen más tiempo en tránsito desde que se recolectan hasta que llegan a nuestra mesa. Eso, y otros factores como el estrés, o la incorporación de la mujer al trabajo, también ha supuesto un aumento en el consumo de productos prefabricados listos para su consumo. Cada una de las etapas al que se someten los alimentos, tanto en la preparación como en su almacenamiento, produce una pérdida inevitable de vitaminas.

Las vitaminas no responden por igual a los agentes físicos (calor, luz, humedad) y químicos (oxidantes, pH...).

Las vitaminas D2 (ergocalciferol) y D3 (colecalciferol) derivan respectivamente del ergosterol (provitamina D2) y del 7-dehidrocolesterol (provitamina D3). Más del 80% de la vitamina D3 se adquiere mediante la síntesis cutánea, por acción de los rayos UVA del sol, que convierten la provitamina D en vitamina D o colecalciferol. El 20% restante se obtiene por la dieta.

Su función principal es favorecer la absorción de calcio y fósforo en el intestino, proceso fundamental para la salud de nuestros huesos.

mujer embarazada

Durante el embarazo y la lactancia, las necesidades de la mujer aumentan, pero no se debe "comer por dos" ni comer el doble como muchas personas creen. Es más, durante la gestación se producen ajustes digestivos y metabólicos que permiten un mayor aprovechamiento de los nutrientes. Aun así, las necesidades aumentan (aunque no se duplican) para el correcto crecimiento del feto, para cubrir las necesidades de la mujer embarazada y prepararla para el parto, así como para promover la futura lactancia materna. 

Por Marga Astasio, asesora de novaLine  En el fisioterapeuta ¿Cuáles son los síntomas de la osteoporosis?
  • Deformidades de la columna
  • Dolor muscular
  • Dolor de cuello
  • Debilidad de los huesos/fracturas
  • Pérdida de talla
  Tipos de Osteoporosis
Por Marga Astasio, asesora de novaLine Mujer madura   Carmina nació y creció en un pueblecito de Galicia. Se alimentó muy bien, tomó mucha leche e hizo mucho ejercicio cuando era niña. Tras acabar sus estudios en la Universidad, se casó y tuvo dos hijos. Su familia y su trabajo en una oficina la mantenían muy ocupada y sin tiempo para practicar ejercicio. A los 48 años vino la menopausia. Un día, cuando tenía 70 años y estaba disfrutando de su jubilación, Carmina resbaló de una forma muy tonta al entrar en casa y se rompió la cadera. Se recuperó, pero a partir de aquí ya siempre necesito bastón para caminar. Carmina tenía osteoporosis, pero no lo sabía.

untitled 2Un vegetariano es una persona que no come carne (ni siquiera de aves) ni pescado o marisco, ni productos que los contengan. Dentro de ellos hay distintos patrones alimentarios que pueden variar considerablemente. El modelo ovo-lacto-vegetariano: basado en la ingesta de cereales, verduras, frutas, legumbres, semillas, frutos secos y también incluye productos lácteos y huevos. El lacto-vegetariano excluye los huevos, además de la carne, el pescado y las aves. El modelo vegano (o “vegetariano total o estricto”) excluye los huevos, los productos lácteos y el resto de alimentos de origen animal. Incluso en cada uno de estos modelos, puede existir una considerable variación en cuanto a qué productos animales se excluyen.