Beneficios del ajo para el corazón

El corazón es el órgano más importante de nuestro cuerpo, pero también de los más afectados por todo tipo de problemas, como pueden ser el colesterol o la presión arterial, por lo que proteger y fortalecer la salud cardiaca resulta un paso muy importante para prevenir cualquier afección o problema, para lo cual los beneficios del ajo para el corazón se destacan por su efectividad y facilidad de obtención.

Si se revisa el análisis bromatológico de los ajos, es sorprendente su elevado aporte energético, gracias a su riqueza en proteínas e hidratos de carbono, en comparación con el resto de verduras y hortalizas. No obstante, la cantidad que se consume de ajos en cada plato no es equivalente a la de otras verduras. Por ello, el aporte nutritivo y energético de esta hortaliza es irrelevante. Todo esto a pesar de su riqueza mineral (potasio, fósforo, magnesio, zinc y yodo) y vitamínica, en la que destaca el contenido de vitaminas del grupo B, como la B1, B3, B6 y con cantidades discretas de vitamina C y E.

La alicina

El principal componente activo de este bulbo es la alicina, que permite incrementar el flujo sanguíneo, relajar los vasos sanguíneos y estimular toda la salud cardiaca, debido principalmente al sulfuro de hidrógeno que produce, además de brindar propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anticoagulantes.

Beneficios del ajo para la salud cardiaca

Regula la presión arterial

El ajo resulta un buen alimento para reducir la presión arterial alta, o hipertensión, por lo que resulta ser un tratamiento natural muy conveniente para prevenir accidentes cardiovasculares y enfermedades coronarias.

Reduce los niveles de colesterol

El colesterol alto es uno de los principales problemas que afecta la salud cardiaca en nuestros días, obstruyendo los vasos sanguíneos e incrementando la presión arterial, todo lo cual puede ser reducido o prevenido con el consumo habitual de suplementos de ajo.

Anticoagulante

El ajo funciona como un anticoagulante natural debido principalmente a la presencia del compuesto ajoeno, que produce similares resultados a los de los fármacos usualmente utilizados para la prevención de coágulos sanguíneos, pero no se recomienda consumirlo a la par que este tipo de medicamentos.

Combate los triglicéridos

Los triglicéridos son lípidos que también pueden obstruir las arterias y vasos sanguíneos si se encuentran en niveles excesivos en la sangre, para cuya regulación el ajo constituye un alimento muy recomendado.

Y además de todos estos beneficios, el ajo posee la ventaja de que, al poder consumirse crudo, permite aprovechar todas sus propiedades al máximo, aunque no por ello se debe dejar de cocinarlo para prepararlo en comidas elaboradas o para reducir su aroma, pues el ajo no suele perder demasiados nutrientes tras el proceso de cocción.

Por lo que ya sabes, si deseas mantener una óptima salud cardiaca, y prevenir todo tipo de problemas al corazón, añadir algunas piezas de ajo a tu dieta habitual puede ser uno de los mejores tratamientos naturales en este sentido.

Otras propiedades del ajo
Es expectorante, diurético, energizante y estimulante. Su alto contenido de fósforo y azufre lo transforman en un sedante nervioso natural.

Isabel Cebrian
i.cebrian@novadiet.es